se puede tener un cetme en espana

Cómo tener un CETME en España Requisitos y restricciones a tener en cuenta

En España, existe una creciente preocupación en torno a la posesión y uso de armas de fuego. Entre las principales inquietudes se encuentra la posibilidad de tener un CETME de manera legal. A continuación, se examinará la situación actual y las opciones que brinda la legislación española para la tenencia de este tipo de armamento. Además, se proporcionarán recomendaciones para aquellas personas interesadas en adquirir un CETME y evitar posibles conflictos legales. Es importante señalar que en ningún caso se busca promover el uso de armas o favorecer su obtención ilegal.

Descifrando la autenticidad de los CETME en el territorio español

Las armas letales del ejército español: los CETME

Durante más de cuatro décadas, los CETME han sido utilizados por las fuerzas armadas españolas, pero hoy en día están prohibidos en España al ser considerados armas de guerra. Su uso solo está permitido para las fuerzas y cuerpos de seguridad del estado.

En nuestro país, únicamente están aceptadas las armas de caza y deportivas, así como las armas de defensa personal de pequeño calibre como pistolas y revólveres. Por el contrario, las armas de guerra como los CETME están prohibidas para su uso en manos privadas.

Adquirir un CETME en España es imposible debido a su carácter militar, del que se deduce que su posesión o uso sin autorización es un delito castigado con penas de prisión.

El Costo del CETME Qué Monto Requiere esta Emblemática Arma

El CETME, una icónica arma de fuego que ha ganado renombre en España y otros países, es una opción muy popular entre los amantes de estas armas gracias a su diseño y rendimiento.

Su precio puede variar dependiendo de distintos factores, como su estado, la demanda en el mercado y la disponibilidad de piezas de repuesto. En términos generales, es posible adquirir un CETME en un rango de precios que oscila entre los 300 y 800 euros.

Es importante tener presente que la posesión y compra de un CETME en España está regulada por ley. Por ello, es esencial obtener una licencia de armas y cumplir con los requisitos legales correspondientes. Además, se recomienda buscar asesoramiento legal antes de adquirir cualquier tipo de arma de fuego.

Conclusióneditar

En 1996, se anunció una licitación pública para adquirir un novedoso fusil de alta calidad a ser utilizado por las Fuerzas Armadas de España, después de los problemas surgidos con los modelos anteriores desarrollados por CETME. Después de una cuidadosa evaluación, en 1999 se seleccionó el G-36E de la compañía Heckler & Koch (una de las empresas que también colaboró en los inicios de CETME). El precio pagado por este fusil fue…

Opciones legales para apasionados del armamento en España

- Ser mayor de edad y tener plena capacidad de obrar.

- No haber sido condenado por delitos relacionados con violencia o malos tratos.

- No estar incluido en registros de personas peligrosas o de control de armas.

- Presentar documentación que acredite la necesidad de la tenencia del arma, así como la autorización de la actividad en la que se va a utilizar.

- Aprobar un examen teórico y práctico sobre el manejo responsable y seguro de las armas.

- Realizar el pago de las tasas correspondientes.

Todas estas medidas tienen como objetivo garantizar un control estricto sobre la tenencia y uso de armas en el país, a fin de prevenir cualquier acto violento o ilegal. No cumplir con estos requisitos o manipular ilegalmente un arma puede conllevar sanciones legales severas. Por tanto, es importante seguir los procedimientos establecidos para adquirir una arma de manera legal y responsable.

Objetos legales sin autorización en España para su posesión y uso

En España, se pueden encontrar armas que no es necesario tener una licencia para poseerlas. Estas armas se consideran de uso deportivo y están sujetas a las leyes actuales.

Una de estas armas autorizadas es el CETME (Centro de Estudios Técnicos de Materiales Especiales). El CETME es un rifle de asalto fabricado en España y utilizado por las fuerzas armadas. Aunque la mayoría de armas de fuego requieren de una licencia, el CETME puede ser adquirido y tenido sin licencia por su clasificación como arma de colección.

Es vital tener en cuenta que, a pesar de no necesitar licencia, el dueño de un CETME debe cumplir con ciertos requisitos y obligaciones legales. Por ejemplo, debe estar registrado en un club de tiro reconocido y solo puede usar el arma en actividades relacionadas con el tiro deportivo.

Historiaeditar

El Centro de Estudios Técnicos de Materiales Especiales, también conocido por el acrónimo CETEME, tuvo su origen en un momento crucial de la historia española. Bajo la dictadura de Franco, el país se encontraba aislado internacionalmente, lo que dificultaba la adquisición de avanzada tecnología militar. Con el objetivo de contrarrestar este efecto, se fundó el CETEME, enfocándose especialmente en el diseño y producción de fusiles de asalto para el Ejército Español, ya que era necesario reemplazar los fusiles Mauser modelo 1943 de calibre 7.92 que se encontraban en uso.

Este fusil, de gran importancia histórica, se basó en el fusil de asalto alemán Stg-44 y su posterior evolución al Sturmgewehr 45. Aunque el diseño original fue desarrollado como prototipo por la compañía Mauser en 1945, la derrota de Alemania en la Segunda Guerra Mundial detuvo el proyecto. Sin embargo, algunos técnicos de Mauser involucrados en el proyecto encontraron refugio en España, entre ellos Ludwig Vorgrimler, cuyos aportes fueron fundamentales en el desarrollo del fusil.



Fue en 1949 cuando se estableció en España el CETEME, un organismo dedicado a la investigación y desarrollo de nuevos equipos para las fuerzas armadas españolas. Sus logros en el campo de la tecnología militar fueron notables y contribuyeron en gran medida a la modernización de las fuerzas armadas del país.

Uso en combateeditar

En los últimos meses de 1956, se realizaron pruebas en el desierto del Sahara con los nuevos fusiles modelo cetme A-2. Estos fueron entregados a la 1.ª Compañía de la XIII Bandera de la Legión para su evaluación. Para febrero de 1957, ya se habían fabricado 815 unidades de los fusiles cetme-A en sus versiones A1 y A2. La primera y única unidad armada con estos fusiles fue la Compañía mencionada anteriormente.

Durante esos mismos años, en Guinea Ecuatorial, la Guardia Territorial y la Guardia Civil se encargaban de mantener el orden. Mientras la Guardia Territorial contaba con mosquetones Mauser como armamento, la Guardia Civil recibió fusiles de asalto modelo cetme-B. Esta información ha sido corroborada por fuentes fiables.[10]​[11]​

Cuando se desencadenó la crisis con Marruecos en 1975, las tropas españolas desplegadas en el Sahara se encontraban equipadas con el modelo cetme-C de fusiles. Estas armas fueron utilizadas por la Legión y la Agrupación de Tropas Nómadas durante los enfrentamientos con el Frente Polisario y las fuerzas marroquíes. Precisamente, en mayo de 1973, se produjo el primer ataque del Frente Polisario en un pozo, y los soldados españoles respondieron con sus fusiles cetme-C.

Desarrollo de versioneseditar

Durante medio siglo, el Centro de Estudios Técnicos de Materiales Especiales se dedicó a la creación de múltiples variantes de este rifle, conocido en las filas militares como "chopo".

Fue en 1949 cuando se diseñó el primer fusil cetme, con la intención de proporcionar al soldado movilidad, precisión, alcance y poder de fuego. Este modelo, también conocido como A1, tenía como objetivo incapacitar a una distancia de 1000 m, lo que llevó al desarrollo de una nueva munición: el cartucho de 7,92 x 40 mm cetme.

La innovación clave en el diseño del cetme era su sistema de acerrojamiento semirrígido, que contaba con dos rodillos bloqueados por una rampa en la cabeza del cierre. Estos rodillos se encajaban en unos alojamientos en la entrada de la recámara. Para vencer la resistencia de los rodillos al salir de sus alojamientos, era necesaria una presión de disparo extremadamente corta, además de estar cargados por...

Artículos relacionados