recetas jamoncitos de pollo al ajillo

Deliciosas recetas de jamoncitos de pollo al ajillo consigue un plato irresistible

El sabor del pollo al ajillo transmite nostalgia por mi infancia. Recuerdo cómo mi madre solía freírlo y luego agregarle una deliciosa salsa hecha con el aceite de la fritura, ajo picado y tostado, y un toque de vinagre que chisporroteaba en la sartén.

Ingredientes

Dificultad: Baja
Tiempo de cocción: 70 minutos
Comensales: 4
Precio: 4-5 €

Etiquetas: Carnes, Thermomix, Recetas para el varoma, Recetas para dieta, Recetas para olla GM, Tradicional, Recetas de dieta, Mambo

La elaboración de esta receta tiene una dificultad baja y se requiere un tiempo de cocción de 70 minutos. Está pensada para cuatro comensales y su precio oscila entre 4 y 5 euros. Se incluyen etiquetas como carnes, Thermomix, recetas para el varoma, recetas para dieta, recetas para olla GM, tradicional, recetas de dieta y Mambo.

La chefa recomienda

Te invito a probar mi reinterpretación del clásico pollo al ajillo de Secocina. En lugar de cocinarlo de forma tradicional, lo he confitado a baja temperatura en una generosa cantidad de delicioso aceite de oliva y un toque de ajo. Sin duda alguna, una de las mejores formas que he descubierto de disfrutar este plato.

Otra opción que te encantará es el exquisito ajillo de pollo almeriense, que es un auténtico éxito en cualquier hogar. También puedes experimentar con unas jugosas alitas de pollo al horno, cocinadas a baja temperatura para lograr una textura y sabor inigualables. Y si te gusta el picante, no puedes perderte mis pollos picantones en ajillo, con un toque de adobo peruano y luego asados hasta la perfección.

Por supuesto, no podía faltar en mi selección un delicioso guiso de pollo al estilo tradicional, como lo hace mi suegra con su genuina receta de pollo en pepitoria. Una combinación de sabores que te transportarán a la cocina de antaño y te harán sentir como en casa. No esperes más y prueba estas deliciosas opciones de pollo, ¡no te arrepentirás!

El secreto detrás del clásico pollo al ajillo en papel

El delicioso plato de pollo con ajo está pidiendo a gritos la compañía de unas patatas fritas, ya sea simples, estilo panadera o a lo pobre, ¿no es así? Es interesante cómo ciertos platos se asocian automáticamente en nuestra mente, probablemente debido a recuerdos de la infancia. Por ejemplo, para mí, las lentejas estofadas siempre están ligadas al huevo frito. Es una conexión que no puedo evitar.

¡Mira la siguiente información sobre la protección de datos! Si quieres seguir recibiendo nuestro boletín informativo, necesitamos tu consentimiento. El responsable de tus datos es Miriam García Martínez, de El invitado de invierno. La finalidad es gestionar el envío de información, y para ello, utilizamos Mailchimp, una organización externa a la UE que cumple con el Privacy Shield. Tienes derecho a acceder, rectificar y suprimir tus datos, tal como se indica en la información adicional. Si quieres obtener más detalles, consulta mi política de privacidad y protección de datos.

Al ver la última foto, lo primero que se me pasó por la cabeza fue... ¡un trozo de pan para mojar en esa salsa! Se ve absolutamente deliciosa, ¡mis felicitaciones!

Receta de sopa minestrone

Conoce a Miriam, una apasionada cocinera y una molesta fotógrafa que comparte sus creaciones culinarias en Miriam García Gastro. Además de diabética, se autoproclama como una "viejhipster" que cuenta con una formación en química y traducción.

Te invito a seguir leyendo para descubrir más sobre lo que Miriam tiene para ofrecer... Pero cuidado, no te atrevas a copiar o usar sin permiso las imágenes y el contenido de este sitio web, ya que están protegidos por los derechos de autor. ¡No querrás ser perseguido con horcas, guadañas y teas! Por favor, revisa nuestras condiciones de uso y política de cookies para más información. Y recuerda que El Invitado de Invierno y su logotipo son marcas registradas propiedad de Miriam García.

evaluaciones excelentes opiniones positivas Calificación perfecta sobre

Nos encanta comer una deliciosa comida al horno y en especial cuando se trata de un gratinado que queda crispy y dorado. Por ello, lo dejamos cocinar en el horno durante una media hora ya que nos gusta bien cocido. Y para los niños, se convierte en una opción jugosa y deliciosa.

Ahora bien, si queremos preparar esta comida con anticipación, ¿cómo deberíamos hacerlo? ¿Deberíamos dejarlo cocinando en la olla durante toda la noche sin despresurizar y simplemente darle los 10 minutos finales con el cabezal? ¿O correríamos el riesgo de que la comida se ponga mala por estar tanto tiempo fuera de la nevera?

En mi opinión, no es recomendable dejar la comida cocinando en la cubeta durante toda la noche fuera de la nevera. En su lugar, prefiero guisarlo el día antes y recalentarlo antes de servirlo. Así conserva su sabor y textura y sigue siendo una opción deliciosa.

Estos consejos se los comparto desde mi experiencia como cocinera y en especial, al preparar el pollo. Espero te sean útiles para disfrutar de una comida casera y deliciosa en cualquier momento.

Introducción: Descubre cómo preparar deliciosos jamoncitos de pollo en salsa

Si eres un amante de la cocina y de los platos con sabores intensos, seguramente te encantará aprender a preparar unos deliciosos jamoncitos de pollo en salsa. Esta receta, además de ser muy sencilla de hacer, es perfecta para sorprender a tus invitados o simplemente para disfrutar en familia.

Los jamoncitos de pollo son una parte muy sabrosa y jugosa del pollo, y su combinación con una deliciosa salsa es simplemente irresistible. A continuación, te enseñaremos cómo prepararlos paso a paso para que puedas disfrutar de este plato en cualquier momento.

¡Presta atención a los ingredientes y el proceso de preparación para que puedas convertirte en un experto en la cocina con esta receta!

Preparación y ingredientes: Los secretos para el éxito de esta receta

Si eres amante de la cocina y te gusta probar nuevas recetas, seguramente has experimentado con diferentes platos y sabores. Sin embargo, en ocasiones puede resultar desalentador cuando una receta no nos sale como esperábamos o no está a la altura de nuestras expectativas.

En este artículo, te compartiremos los secretos mejor guardados de los chefs profesionales para que tus preparaciones siempre sean un éxito y conquistes a tus comensales con tus deliciosos platillos.

Elección de ingredientes de calidad

Uno de los factores clave para obtener un resultado excelente en cualquier receta es elegir ingredientes de calidad. No importa cuán bien prepares un platillo si los ingredientes que utilizas no son frescos o de buena calidad, el sabor final se verá afectado. Por lo tanto, siempre opta por utilizar productos frescos y de temporada, de preferencia de proveedores locales.

Planificación y organización

Otro secreto del éxito en la cocina es la planificación y organización. Antes de comenzar a cocinar, asegúrate de tener todos los ingredientes necesarios y los utensilios a mano. Además, es importante seguir las indicaciones al pie de la letra, ya que la cantidad y el tiempo en el que se agregan los ingredientes pueden marcar la diferencia en el sabor final del plato.

Tener en cuenta los tiempos de cocción

Un error común que puede arruinar una receta es no tener en cuenta los tiempos de cocción. Es importante seguir las instrucciones y los tiempos indicados en la receta para lograr la textura y el sabor deseados. Además, es recomendable mantener un ojo en el plato mientras se cocina para asegurarse de que no se queme o se cocine de más.

Agregar tu toque personal

Aunque seguir al pie de la letra una receta puede ser la clave del éxito, también es importante añadir tu toque personal a cada preparación. Experimentar con diferentes especias, hierbas y condimentos puede darle a tu receta un sabor único y personalizado. No tengas miedo de ser creativo y probar combinaciones diferentes para descubrir nuevos sabores.

Con estos secretos en mente, seguro que tus recetas serán un éxito y sorprenderás a tus seres queridos con tus dotes culinarios. ¡No olvides disfrutar el proceso y ponerle amor y pasión a cada preparación!

Jamoncitos de pollo guisados: Una versión de sabor intenso

Los jamoncitos de pollo son una opción deliciosa para los amantes de la comida con un toque intenso. Esta receta de pollo guisado es perfecta para aquellos que buscan una versión más sabrosa del plato tradicional.

Ingredientes:

  • 6 jamoncitos de pollo
  • 2 cucharadas de aceite de oliva
  • 1 cebolla picada
  • 2 dientes de ajo picados
  • 1 pimiento rojo picado
  • 1 pimiento verde picado
  • 1 taza de caldo de pollo
  • 1 cucharada de pimentón dulce
  • 1 cucharadita de comino
  • 1 cucharadita de orégano
  • Sal y pimienta al gusto
  • Instrucciones:

    1. Calienta el aceite de oliva en una olla a fuego medio.
    2. Agrega los jamoncitos de pollo y cocínalos hasta que estén dorados, aproximadamente 5 minutos por cada lado. Retíralos de la olla y reserva.
    3. En la misma olla, agrega la cebolla, el ajo y los pimientos picados. Cocina por unos minutos hasta que estén suaves.
    4. Añade el caldo de pollo, el pimentón dulce, el comino y el orégano. Mezcla bien todos los ingredientes.
    5. Coloca los jamoncitos de pollo de nuevo en la olla y sazona con sal y pimienta al gusto.
    6. Deja que la mezcla hierva y luego baja el fuego a medio-bajo. Tapa la olla y cocina por 25-30 minutos hasta que el pollo esté completamente cocido y tierno.
    7. Sirve los jamoncitos de pollo guisados junto con el caldo y disfruta de su intenso sabor.
    8. Esta receta de jamoncitos de pollo guisados es perfecta para un almuerzo o cena, y se puede acompañar con arroz, ensalada o cualquier otro plato de tu elección. ¡No te pierdas la oportunidad de probar esta versión de sabor intenso del clásico pollo guisado!

      En el horno: Sencillos y sabrosos jamoncitos de pollo al horno

      Si estás buscando una receta fácil y deliciosa para hacer al horno, no busques más. Los jamoncitos de pollo al horno son una opción perfecta para sorprender a tu familia o amigos en cualquier ocasión.

      Además de ser un plato sencillo de preparar, se trata de una opción saludable ya que no requiere de mucho aceite y se cocina en su propio jugo, por lo que se reduce la cantidad de grasas saturadas en comparación con otras formas de cocción.

      Para preparar estos jamoncitos de pollo al horno, necesitarás los siguientes ingredientes:

      • 8 jamoncitos de pollo
      • Aceite de oliva
      • Zumo de limón
      • Ajo en polvo
      • Perejil fresco
      • Sal y pimienta al gusto
      • Lo primero que debes hacer es precalentar el horno a 200°C y colocar los jamoncitos en una bandeja para horno previamente aceitada. A continuación, adereza los jamoncitos con un hilo de aceite de oliva, un chorrito de zumo de limón y espolvorea ajo en polvo, perejil fresco picado, sal y pimienta al gusto.

        Introduce la bandeja en el horno durante unos 25-30 minutos, dándoles la vuelta a los jamoncitos a mitad del tiempo para que se cocinen de manera uniforme. Una vez listos, retira la bandeja del horno y deja reposar durante unos minutos antes de servir.

        Puedes acompañar los jamoncitos de pollo al horno con una ensalada fresca o unas verduras asadas para disfrutar de una comida completa y equilibrada.

        Como puedes ver, no necesitas ser un experto en la cocina para preparar un plato delicioso y saludable como estos jamoncitos de pollo al horno. ¡Anímate a probarlos y sorprende a todos con tu habilidad culinaria!

        Recuerda que una buena alimentación es clave para mantenernos sanos y llenos de energía, así que cuida lo que comes y disfruta de una vida activa.

        Bon appétit!

        Muslos de pollo al ajillo con vino blanco: Una variante de la receta clásica

        Si eres amante de la cocina y te gusta experimentar en la cocina, entonces esta receta es para ti. Nos referimos a los muslos de pollo al ajillo con vino blanco, una variante del clásico pollo al ajillo que seguro te dejará con ganas de repetir.

        Para preparar esta deliciosa receta, necesitarás los siguientes ingredientes:

        • 8 muslos de pollo
        • 4 dientes de ajo
        • 1 cebolla
        • 1 vaso de vino blanco
        • Aceite de oliva
        • Sal y pimienta al gusto
        • Para empezar, debes picar finamente la cebolla y los ajos y reservar. Luego, en una sartén con aceite caliente, doraremos los muslos de pollo previamente sazonados con sal y pimienta, hasta que estén bien dorados por ambos lados. Una vez listos, los retiramos y reservamos.

          En esa misma sartén, agregamos un poco más de aceite si es necesario, y sofreímos la cebolla y los ajos hasta que estén bien dorados. Después, añadimos el vino blanco y dejamos que se cocine por unos minutos hasta que se evapore el alcohol.

          A continuación, regresamos los muslos de pollo a la sartén con la salsa y dejamos que se cocinen a fuego bajo durante unos 15 minutos. Si vemos que la salsa se está secando demasiado, podemos agregar un poco de caldo de pollo o agua.

          Una vez listos, ya podremos disfrutar de unos deliciosos muslos de pollo al ajillo con vino blanco. Puedes servirlos con arroz blanco y una ensalada fresca para completar una comida deliciosa.

          Como puedes ver, esta es una variante sencilla y fácil de preparar del clásico pollo al ajillo, pero que sin duda le dará un toque de sabor diferente a tus comidas. Anímate a probarla y sorprende a tus familiares y amigos con esta deliciosa receta.

          Artículos relacionados