receta de acelgas rehogadas

Deliciosas acelgas rehogadas receta fácil y saludable para probar en casa

Preparar acelgas salteadas es una tarea simple y accesible en la cocina, una forma ágil de crear un plato principal en cualquier momento sin incurrir en grandes gastos o invertir demasiado tiempo.

Elaboración

Separación de las pencas y hojas: Retira delicadamente las pencas de las acelgas y guárdalas para más tarde. Luego, dispon las hojas en una superficie y enróllalas. Córtalas por la mitad para que sea más fácil de manejar y pícalas finamente.

Preparación del sofrito de ajo y cebolla: En un recipiente bajo de cocina, calienta un poco de aceite a fuego medio. Cuando esté listo, añade el ajo cortado en láminas. Espera a que se dore ligeramente y agrega la cebolleta. Mezcla bien y seguidamente, incorpora las pencas reservadas. Tapa el recipiente y deja que se cocinen unos minutos.

Añadiendo las hojas de acelga: Después de unos minutos, destapa el recipiente y añade las hojas de acelga. Sin parar de remover, deja que se cocinen durante un minuto para evitar que se quemen. Luego, agrega...

Completando el plato: Incorpora las patatas cocidas al recipiente y mezcla bien. Por encima, espolvorea las almendras troceadas y el perejil picado. Sin remover, tapa el recipiente y apaga el fuego. Deja que repose durante un minuto antes de servir en platos individuales. ¡A disfrutar de esta deliciosa receta de acelgas con patatas y almendras!

Ingredientes

Para preparar este plato, necesitarás una cazuela con tapa y tus ingredientes: ajos, pimentón, vino, laurel y acelgas. Comienza calentando la cazuela en el fuego y añade los ajos laminados, dejándolos cocinar hasta que estén dorados.

A continuación, es momento de incorporar el pimentón. Revuelve rápidamente para que no se queme y enseguida vierte el vino y agrega una hoja de laurel. Deja que hierva por unos 2 minutos, para que los sabores se mezclen y se intensifiquen.

Una vez transcurrido el tiempo, es hora de añadir las acelgas en trozos. Remueve para que se impregnen con la salsa y tapa la cazuela. Deja que se cocinen a fuego medio por unos 10 minutos, hasta que estén tiernas.

Finalmente, retira la tapa y revuelve bien para que todos los ingredientes se mezclen. Sirve en un plato y disfruta de este delicioso plato. ¡Buen provecho!

Combinaciones perfectas para disfrutar de unas acelgas salteadas

Descubre nuevas formas de disfrutar de las acelgas con estas recetas de temporada. En DAP, te presentamos las 376 mejores opciones de verduras y hortalizas, desde la A hasta la Z.



¿Buscas un plato versátil y lleno de sabor? Estas acelgas rehogadas son la base ideal para preparar clásicos como las acelgas a la extremeña o al ajillo. También puedes combinarlas con unas pocas patatas cocidas para obtener un delicioso resultado. Sigue la misma técnica para cocinar unas espinacas a la catalana. ¡Elige tu receta preferida y sorprende a tus comensales!

Información de la receta

Antes de comenzar a cocinar, es necesario preparar los vegetales adecuadamente. Comenzaremos pelando y cortando 3 dientes de ajo en láminas, para luego lavar a conciencia 500 gramos de acelgas. Es importante separar las hojas de las pencas y pelar estas últimas para eliminar los filamentos.

En una sartén amplia, debemos calentar a fuego medio 25 ml de aceite de oliva virgen extra. Una vez caliente, agregamos las láminas de ajo y 60 gramos de taquitos de jamón. Dejamos que se salteen durante unos minutos, removiendo ocasionalmente.

Finalmente, añadimos las hojas de acelga troceadas a la sartén. Es importante sazonar al gusto, teniendo en cuenta que el jamón ya aporta sal al plato. Continuamos la cocción hasta que las acelgas estén tiernas, lo cual tomará alrededor de 5 minutos.

Plato de acelgas y papas

Deliciosas y saludables recetas con acelgas

¿Buscas una opción para un entrante o una cena ligera? Te recomendamos probar nuestro plato de acelgas rehogadas con patatas que es perfecto para cualquier comida de diario.

Sin embargo, si eres fan de la acelga, no puedes perderte otras opciones como una deliciosa tortilla de acelgas, unos sabrosos garbanzos con acelgas o unas ricas acelgas con bechamel.

Y si quieres ampliar tu recetario de verduras, descubre nuestras irresistibles recetas con remolacha, coles de bruselas, alcachofas, repollo, calabacín y muchas más en nuestra página de recetas con verduras. ¡Te sorprenderán!

Consejos y trucos

Si no te gusta la penca de la acelga, ¡no te preocupes! Tenemos la solución perfecta para ti.

Nuestro plato te ayudará a aprovechar toda la acelga, sin que la penca se haga notar. Es ideal para aquellos que no son fans de esta parte de la verdura.

Una delicia nutritiva: recetas de acelgas rehogadas con huevo

Las acelgas son una verdura muy completa y nutritiva, rica en vitaminas y minerales esenciales para nuestro cuerpo. Además, su sabor es delicioso y puede ser combinada con una gran variedad de ingredientes. En esta ocasión, te presentaremos una receta fácil y rápida de acelgas rehogadas con huevo, ideal para aquellos momentos en los que no queremos pasar mucho tiempo en la cocina.

Ingredientes (para 4 personas):

  • 1 manojo de acelgas
  • 4 huevos
  • 1 cebolla pequeña
  • 2 dientes de ajo
  • Aceite de oliva
  • Sal y pimienta al gusto
  • Preparación:

    1. Lava y trocea las acelgas.
    2. Pica la cebolla y el ajo finamente.
    3. En una sartén, calienta un poco de aceite de oliva y añade la cebolla y el ajo. Sofríe hasta que la cebolla esté transparente.
    4. Agrega las acelgas troceadas y continúa cocinando hasta que se ablanden.
    5. En un bowl aparte, bate los huevos y añade sal y pimienta al gusto.
    6. Vierte los huevos en la sartén y mezcla con las acelgas. Cocina a fuego medio hasta que los huevos estén cocidos.
    7. Sirve caliente y disfruta de esta deliciosa combinación de sabores y nutrientes.
    8. No dudes en probar esta receta de acelgas rehogadas con huevo, una opción nutritiva y deliciosa para tus comidas en cualquier momento del día. ¡Buen provecho!

      Dale sabor a tus comidas con acelgas rehogadas con ajo y pimentón

      Las acelgas son un vegetal muy versátil en la cocina, ya que se pueden preparar de diversas formas y acompañar muchos platos. En esta ocasión, te enseñamos una deliciosa receta para darle un toque especial a tus comidas: acelgas rehogadas con ajo y pimentón.

      Para preparar esta receta necesitarás los siguientes ingredientes:

      • Acelgas: 1 manojo
      • Ajo: 4 dientes
      • Pimentón: 1 cucharada
      • Aceite de oliva: 2 cucharadas
      • Sal y pimienta: al gusto
      • El primer paso será limpiar y cortar las acelgas en trozos. Luego, en una sartén con aceite de oliva, rehogaremos los dientes de ajo picados durante unos minutos.

        Añadimos las acelgas a la sartén y las rehogamos hasta que estén tiernas, aproximadamente unos 10 minutos. Agregamos una cucharada de pimentón y salpimentamos al gusto.

        Cuando las acelgas estén listas, retiramos del fuego y servimos en un plato. El resultado será unos deliciosos vegetales con un sabor intenso a ajo y pimentón, ideales para acompañar carnes, pescados o simplemente como plato principal.

        Anímate a probar esta fácil y deliciosa receta de acelgas rehogadas con ajo y pimentón, y dale un toque especial a tus comidas. ¡Seguro que no te arrepentirás!

        Sácale provecho a tus acelgas con esta receta de acelgas rehogadas con ajo y huevo

        Las acelgas son una de las verduras más nutritivas y sabrosas que puedes incluir en tu dieta. Son ricas en vitaminas y minerales esenciales para nuestro cuerpo, además de tener un sabor delicioso. Si estás buscando una manera diferente y deliciosa de prepararlas, te invitamos a probar esta receta de acelgas rehogadas con ajo y huevo.

        Para preparar esta receta, necesitarás los siguientes ingredientes:

        • Acelgas: 1 manojo grande
        • Ajo: 2 dientes
        • Huevo: 2 unidades
        • Aceite de oliva: 2 cucharadas
        • Sal: al gusto
        • Para empezar, lava bien las acelgas y separa las hojas de los tallos. Corta las hojas en trozos pequeños y los tallos en rodajas. Pela y pica los dientes de ajo. En una sartén grande, calienta el aceite de oliva a fuego medio-alto y añade los ajos picados. Cocina los ajos durante un par de minutos, hasta que estén dorados.

          Añade las hojas de acelga a la sartén y remueve bien para que se mezclen con el ajo y el aceite. Cocina durante unos minutos, hasta que las hojas se hayan reducido de tamaño y empiecen a estar tiernas. Añade entonces los tallos y cocina durante unos minutos más.

          Mientras tanto, en un recipiente aparte, bate los huevos con un poco de sal. Cuando las acelgas estén casi listas, añade los huevos batidos a la sartén y remueve bien para que se mezclen con las acelgas. Baja el fuego y continua cocinando hasta que los huevos estén cuajados.

          Cuando los huevos estén listos y hayan adquirido un bonito color dorado, retira la sartén del fuego. Sirve las acelgas rehogadas con ajo y huevo caliente y disfruta de un plato nutritivo y delicioso.

          Como ves, esta receta es muy sencilla de preparar y ¡te aseguramos que el resultado te encantará! Además, al utilizar ingredientes sencillos y saludables, estarás cuidando de tu alimentación y aprovechando al máximo las propiedades de las acelgas.

          No esperes más y empieza a disfrutar de esta deliciosa receta hoy mismo. ¡Verás cómo tus acelgas se convierten en uno de tus platos favoritos!

          Una opción saludable: acelgas rehogadas en tu dieta diaria

          Las acelgas son un vegetal de hoja verde rico en nutrientes y muy versátil en la cocina. Aunque muchas personas suelen optar por otras verduras más populares como la lechuga o la espinaca, incorporar las acelgas rehogadas a tu dieta diaria puede ser una excelente opción para mejorar tu salud.

          Las acelgas contienen una gran cantidad de vitaminas y minerales esenciales para nuestro organismo, incluyendo vitamina A, K, C, hierro, calcio y magnesio. Además, son bajas en calorías y ricas en fibra, lo que las convierte en un alimento ideal para incluir en cualquier plan de alimentación saludable.

          Pero ¿qué hace que las acelgas rehogadas sean tan beneficiosas? Al rehogarlas, es decir, cocinarlas en una sartén con un poco de aceite y algún condimento, se potencian sus propiedades nutricionales y se le otorga un sabor delicioso y único. Además, este método de cocción permite conservar la mayoría de los nutrientes, a diferencia de otros métodos como hervir o cocinar al vapor.

          Otra ventaja de incorporar las acelgas rehogadas en tu dieta diaria es su versatilidad. Puedes agregarlas a tus ensaladas, sopas, revueltos, o utilizarlas como relleno en tortillas o empanadas. ¡Las opciones son infinitas!

          No solo le darás un sabor único a tus comidas, sino que también estarás aportando una gran cantidad de nutrientes a tu cuerpo.

          Acompaña tus platillos favoritos con acelgas rehogadas en jamón

          Las acelgas son una verdura muy versátil y nutritiva que no puede faltar en nuestra alimentación. Además de ser ricas en vitaminas y minerales, su sabor suave se combina perfectamente con todo tipo de platillos.

          Una forma deliciosa de consumirlas es en su versión rehogada con jamón. Esta preparación le aporta un toque salado y ahumado que eleva el sabor de las acelgas, convirtiéndolas en el acompañamiento ideal para tus platillos favoritos.

          Para prepararlas, necesitarás los siguientes ingredientes:

          • 1 manojo de acelgas
          • 100 gramos de jamón en cubos
          • 2 dientes de ajo picados
          • 1 cucharada de aceite de oliva
          • Sal y pimienta al gusto
          • Comienza por lavar bien las acelgas y cortarlas en trozos pequeños. En una sartén, calienta el aceite de oliva y agrega el ajo picado. Cuando esté dorado, añade el jamón en cubos y deja que se cocine por unos minutos hasta que esté ligeramente dorado.

            Incorpora las acelgas y salpimienta al gusto. Revuelve bien para que se mezclen los sabores y tapa la sartén para que se cocinen las acelgas en su propio vapor. Si notas que están quedando demasiado secas, puedes añadir un poco de agua.

            Deja cocinar por unos 10 minutos hasta que las acelgas estén suaves pero aún tengan consistencia. Sirve como acompañamiento de tus carnes favoritas, pastas, arroces o cualquier otro platillo que se te antoje.

            No solo estarás añadiendo un toque de sabor a tus platillos, sino que también estarás incorporando una gran cantidad de nutrientes gracias a las acelgas. ¡Anímate a probarlas rehogadas en jamón y sorprende a tu paladar!

            Artículos relacionados