que es la arquitectura neoclasica y por que es importante

Todo lo que necesitas saber sobre la Arquitectura Neoclásica y su relevancia histórica

La estética grecorromana fue redescubierta por la arquitectura neoclásica, al combinarse con los avances sociales y técnicos de su época. Como resultado, se creó un estilo que fue pionero en la construcción de edificios civiles y culturales, y que se convirtió en un símbolo de la belleza y el progreso de la humanidad.

El Renacer de la Arquitectura Clásica Una Exploración del Neoclasicismo

El estilo arquitectónico conocido como "neoclásico" tiene su origen en la palabra griega "neo", que significa "nuevo". Por lo tanto, se puede entender como una versión moderna del clásico, es decir, de todo lo relacionado con la antigua Grecia y Roma. Las construcciones neoclásicas vuelven a incluir elementos arquitectónicos vistos en edificios icónicos como el Partenón de Atenas o el Panteón de Roma.

Al igual que en muchas otras áreas de la historia, el neoclasicismo surgió como una oposición al barroco y al rococó. En lugar de las curvas, excesivos ornamentos, tonos dorados y sensación de movimiento y profundidad, se volvieron a utilizar los cánones de la antigüedad: órdenes dóricas, jónicas y corintias, frontones, bóvedas y cúpulas. Este movimiento se centró en la escala y la proporción, creando edificios de gran tamaño tanto en altura como en longitud. Al alejarse de la extravagancia del barroco, el neoclasicismo se enfocó en formas simples y...

Por lo tanto, podemos afirmar que el neoclasicismo es una vuelta a los orígenes, a la época de los griegos y romanos, en la que se valora la simplicidad y la grandeza en lugar del excesivo ornamento. Esta corriente arquitectónica se caracteriza por la utilización de elementos clásicos como las órdenes arquitectónicas, los frontones, bóvedas y cúpulas, que se emplean para crear edificios monumentales y proporcionados.

El neoclasicismo surgió como una respuesta al barroco y al rococó, estilos que se caracterizaban por su excentricidad y excesivo detalle. Este movimiento busca transmitir una sensación de serenidad y una vuelta a los valores clásicos, a través de formas simples y proporcionadas. Por lo tanto, podemos afirmar que el neoclasicismo es una reacción contra el excesivo ornamento y una búsqueda de la elegancia y la armonía en la arquitectura.

Su legado puede ser admirado en edificios icónicos de todo el mundo, que se mantienen como testimonio de la belleza y la relevancia del estilo neoclásico en la historia de la arquitectura.

Elementos que definen el estilo neoclásico en la arquitectura

Hemos visto la construcción de edificios notables que se adhieren a las características del neoclasicismo arquitectónico, como el Museo Viejo de Karl Friedrich Schinkel en Berlín, el Banco de Inglaterra de Sir John Soane en Londres, y la Casa Blanca en Washington DC.

Este estilo arquitectónico se caracteriza por su influencia de los templos antiguos, como el icónico Panteón de París, basado en su homólogo en Roma, y el Museo Británico de Londres, inspirado en la arquitectura griega.

Estas obras se inspiran además en los diseños del arquitecto renacentista italiano Andrea Palladio, conocido por sus villas que se basaron en la arquitectura de la antigua Grecia y Roma. En Gran Bretaña, el famoso arquitecto Robert Adam se hizo conocido por sus casas de campo de estilo palladiano. Mientras tanto, en Estados Unidos, la Casa Blanca y el Capitolio son los ejemplos más destacados de la influencia palladiana en la arquitectura neoclásica.

Los Inicios de la Arquitectura Clásica Renovada

La arquitectura neoclásica surge en contraposición al estilo georgiano y victoriano, menospreciando su complicación y excesiva ornamentación. En lugar de ello, los arquitectos neoclásicos priorizaron líneas simples, proporciones simétricas y un espíritu minimalista y moderno. Estas ideas fueron reforzadas por las Teorías de las Proporciones Clásicas, que sostienen que la armonía perfecta se encuentra en los templos griegos y romanos clásicos.

Orígenes y evolución de la arquitectura neoclásica

La arquitectura neoclásica, nacida en Francia e Inglaterra, supuso un cambio radical en el estilo arquitectónico de la época.

Este movimiento surge como una respuesta a la excesiva y antigua arquitectura barroca.

En Francia e Inglaterra, se encontraban conservados numerosos textos y ruinas de la antigüedad clásica, los cuales sirvieron como fuente de inspiración para los arquitectos neoclásicos.

Este estilo arquitectónico se desarrolló a mediados del siglo XVIII, en plena época de la Ilustración, un movimiento cultural que promovía la razón, el conocimiento científico y el progreso humano.

Además de estos valores, la Ilustración también despertó un gran interés por las antiguas culturas, especialmente la griega y la romana, que eran consideradas como ejemplos de civilización.

La expresión arquitectónica en el neoclasicismo

La arquitectura neoclásica, en sintonía con su época histórica, cultural y política, representa el avance de la humanidad. Este estilo supo capturar los cambios y revoluciones que se vivían, no solo a nivel estético, sino también social. Las ideas de libertad de pensamiento, la disminución de la influencia religiosa, la seriedad política y el interés por difundir la cultura, se reflejaron en una arquitectura elegante, refinada y rigurosa en su belleza, con un enfoque en la capacidad colectiva del ser humano.

Inspirada en la Ilustración y considerada un movimiento hermano, la arquitectura neoclásica es una manifestación de la solemnidad de la sociedad y de los pensadores que promovieron el progreso.

Impresionantes muestras de la arquitectura neoclásica

La difusión de las formas y estéticas de la arquitectura neoclásica se ha visto favorecida por grandes exponentes. En el siglo XVIII, gracias al movimiento de la Ilustración, los tratados, las redes de comunicación terrestre y las colonias, este estilo se extendió por todo el mundo. A continuación se presentan algunos de los mejores ejemplos:

Inglatera, como uno de los países fundadores del movimiento, cuenta con impresionantes construcciones neoclásicas, entre las cuales destaca el edificio del Banco. Su fachada presenta un frontón griego sostenido por columnas, con una interesante peculiaridad: estas columnas se transforman en una especie de fortificación con arcos, donde se ubican esculturas, para luego volver a su forma original de columnas clásicas.

Además de su geometría triangular, el edificio destaca por sus líneas sencillas y las ventanas, dispuestas de manera rítmica, que complementan su diseño. Pintado en un delicado tono blanco hueso, el Banco de Inglaterra es un ejemplo perfecto de la grandeza del estilo neoclásico.

Arquitectura Neoclásica

La Arquitectura Neoclásica se encarga de revivir y rescatar las formas y modelos arquitectónicos de la Antigua Grecia y Roma. Esta corriente adopta el innovador sistema métrico decimal desarrollado en Francia, dando lugar a edificios que destacan por su gran monumentalidad.

La Estética del Neoclasicismo en la Arquitectura

La arquitectura neoclásica se erige como una forma contrapuesta al Barroco y al Rococó. En su esencia, se caracteriza por una simplificación de las formas, donde las líneas rectas predominan sobre las curvas, los contrastes de volúmenes son escasos y los adornos son mínimos.

Una de las características más distintivas del estilo neoclásico es la simetría, que se generaliza en las construcciones de esta época. También es común encontrar frontones triangulares en lugar de circulares, lo que aporta un aspecto más sobrio y austero.

Pero la arquitectura neoclásica no solo es una cuestión estética. La Enciclopedia le otorgó un poder más profundo, concediéndole la capacidad de influir en el pensamiento y en las costumbres de los hombres. Por ello, este estilo se relaciona con una rama social y moral, que busca mejorar la vida humana.

En este sentido, proliferan construcciones con un carácter monumental, como hospitales, bibliotecas, museos, teatros, parques, entre otros. Todas ellas pensadas no solo como lugares funcionales, sino también como espacios que pueden contribuir a enriquecer la vida de las personas.

Artículos relacionados