por que mi gato se ahoga causas y que hacer

Por qué mi gato se ahoga Averigua las causas y qué hacer

¿Qué puede estar causando que mi gato tenga accesos de tos similares a una sensación de ahogo? ¿Qué ocurre si mi gato se siente ahogado y no puede vomitar? Cuando observamos que nuestro felino está experimentando dificultades para respirar, es natural que nos alarmemos y nos preguntemos qué podría estarle sucediendo. En este artículo de ExpertoAnimal, enumeraremos los factores comunes que pueden provocar que nuestro gato parezca que se está ahogando. Además, examinaremos las afecciones asociadas a estos episodios y descubriremos cómo podemos ayudar a nuestro gato en esta situación. Siempre es recomendable consultar a nuestro veterinario, ya que es el especialista que puede diagnosticar y recetar el tratamiento adecuado. Sin embargo, para estar bien informados antes de la consulta, sigue leyendo para descubrir por qué tu gato puede estar teniendo estas dificultades en su respiración.

Artículos relacionados

En Purina, estamos convencidos de que la vida es más plena cuando compartimos todo con nuestras mascotas. Por eso, nos enorgullece ser parte de vuestro camino y estar juntos en cada etapa.

Medidas para evitar el estrangulamiento en felinos

Mantén a tu gato protegido del riesgo de asfixia. Aparte de tener precaución para evitar que traguen objetos pequeños, es importante tener en cuenta el tiempo que tu gato pasa al sol directo para prevenir un golpe de calor, insiste una veterinaria.Es recomendable que el veterinario realice un chequeo a tu gato cada vez que reciba una vacuna, sobre todo cuando alcance una edad más avanzada, a partir de los seis años. Los controles radiográficos del tórax proporcionan valiosa información sobre el corazón y los pulmones.

Antes de hacer clic en "Validar", asegúrate de que has leído y comprendido la Política de confidencialidad de Wamiz y los derechos que tienes sobre tus datos personales.

La razón detrás de los ataques de tos preocupantes de mi gato

La tos: importante mecanismo de defensa del cuerpo

En primer lugar, es fundamental conocer que la tos es un reflejo natural del organismo, que tiene como función principal mantener despejadas las vías respiratorias y la garganta. Este proceso se produce mediante la expulsión brusca de aire de los pulmones.


Es importante destacar que la tos puede manifestarse como una respuesta para liberar las vías respiratorias de sustancias extrañas o como un indicador de un problema más delicado y complejo. Además, puede presentarse de forma puntual o prolongada y ser seca o productiva (con presencia de mucosidad). Por lo tanto, es esencial prestar atención cuando...

Asma felina

Si notas que tu gato está resfriado y tiene dificultades para respirar, es posible que padezca de asma felina o alguna enfermedad respiratoria. Esta afección en los gatos, al igual que en los seres humanos, puede manifestarse de manera espontánea o como resultado de una reacción alérgica a sustancias presentes en el entorno, tales como polen, polvo, humo, arena para gatos perfumada, entre otros.

La presencia de estos alérgenos provoca una inflamación crónica en las vías respiratorias superiores del gato, lo que genera una acumulación excesiva de mucosa en los bronquios. El cuerpo intenta eliminarla mediante episodios de tos y dificultades para respirar. Por lo tanto, es común escuchar sonidos extraños en la garganta y el pecho del animal.

Afecciones del sistema respiratorio superior

Las infecciones en los gatos son comunes, pero su incidencia está disminuyendo gracias a los programas de vacunación desarrollados.

Los virus responsables de estas enfermedades incluyen la rinotraqueítis felina, el calicivirus y Chlamydia, y pueden estar acompañados de bacterias u otros organismos que causen infecciones secundarias. Es importante destacar que estas infecciones son altamente contagiosas y se transmiten entre gatos a través de sus secreciones.

Su presencia es más frecuente en gatitos, así como en aquellos que padecen leucemia o inmunodeficiencia, y en gatos que están atravesando situaciones de estrés, como los refugiados en refugios de animales o criaderos, o aquellos que acaban de someterse a una cirugía o enfermedad.

Estos gatos tienen un sistema inmunitario debilitado, lo que les impide combatir eficazmente la infección. Dependiendo del virus en cuestión, los síntomas variarán. En algunos casos, el gato puede ser infectado con varios agentes al mismo tiempo.

Normalmente, estas enfermedades son tan evidentes que no se requiere ningún tipo de prueba para su diagnóstico. Sin embargo, se recomienda hacer pruebas para detectar leucemia e inmunodeficiencia si la enfermedad se presenta de forma recurrente.

Debido a que estas infecciones son causadas por virus, no hay tratamiento específico más allá de proporcionar apoyo al gato, como antibioticos para las infecciones secundarias, fluidoterapia si es necesario, y mantener al gato limpio y bien alimentado.

Comprendiendo los episodios de ahogamiento en mi gato

¿Qué puede causar que mi gato tenga tosidos como si se estuviera ahogando? ¿Por qué no puede vomitar cuando parece estar atragantado? Sin duda, al ver a nuestro querido felino dando señales de ahogo, nos preocupa y nos preguntamos qué está pasando.

Hay muchas razones por las que un gato puede experimentar esta sensación de ahogo o incluso mostrar síntomas de estar atragantado. A continuación, mencionaremos algunas de las principales afecciones relacionadas con estos síntomas y cuáles son las opciones veterinarias más comunes para tratarlas.

Es importante destacar que en estos casos es fundamental contar con la ayuda de un veterinario, ya que él es el único capacitado para hacer un diagnóstico preciso y recomendar el tratamiento adecuado. Sin embargo, para acudir a la consulta con suficiente información sobre la condición de nuestro gato, lo siguiente será de gran utilidad.

Medidas de Emergencia para Reaccionar ante un Caso de Asfixia

Antes de revisar posibles lesiones en el gato inconsciente, es importante verificar su pulso para asegurarse de que su corazón está latiendo. Para facilitar la expulsión de agua de los pulmones, es recomendable mantener la cabeza del gato en una posición más baja que su cuerpo.

Para comenzar a brindarle atención médica al gato, debes colocarlo boca arriba con la cabeza en una posición más baja que su cuerpo y retirar cualquier objeto extraño de su boca, tirando suavemente de su lengua hacia adelante.

Si estas acciones no logran estimular su respiración, puedes intentar realizar respiración artificial aplicando presión con la palma de tu mano en su pecho de forma rápida y firme. Repite este procedimiento cada 5 segundos hasta que el gato recupere la respiración.

El misterioso sonido de asfixia de mi gato A qué se debe

Problemas respiratorios en mi gato

En algunas ocasiones, noto que mi gato hace un extraño ruido al respirar, como si estuviera ahogándose. Esto puede ser causado por diversas razones, como un golpe de calor en verano, una hipertrofia, la presencia de parásitos en los pulmones o una bola de pelo, aunque esta última no es tan común.

De hecho, en los cálidos días de verano, mi gato sufre mucho más debido a las altas temperaturas. También puede ocurrir que tenga una hipertrofia, es decir, un aumento anormal del tamaño de alguna parte de su cuerpo que dificulte su respiración normal.

Además, los parásitos también pueden ser una de las causas del ruido en su respiración, ya que pueden afectar a su sistema respiratorio y dificultar su capacidad para tomar aire. Otra posible razón es la presencia de una bola de pelo en sus pulmones, aunque esta suele ser menos frecuente.

En caso de notar este ruido en la respiración de mi gato, es importante acudir al veterinario para realizar una revisión y determinar la causa exacta. De esta manera, podremos abordar el problema de manera adecuada y garantizar la salud y bienestar de nuestro fiel amigo.

Artículos relacionados