es legal pedir un aval bancario para un alquiler

Todo lo que debes saber sobre el aval bancario para un alquiler

Si tienes la intención de arrendar una propiedad que poseas, es probable que te inquiete especialmente el tema de los pagos mensuales. ¿Podría ser una garantía bancaria una alternativa viable? El impago es una gran preocupación para quienes cuentan con una vivienda para alquilar, ya que desean obtener beneficios de ella pero perciben un riesgo demasiado alto. De hecho, el 4% de los propietarios en España tienen alguna de sus viviendas desocupadas.

Entendiendo la función de un aval emitido por un banco

El aval bancario es una opción que puede ayudar a los propietarios a protegerse ante posibles impagos por parte de los inquilinos. ¿Qué es exactamente un aval bancario y cuándo puede ser útil? Se trata de un acuerdo establecido con una entidad bancaria que tiene como objetivo asegurar que el cliente (es decir, el inquilino) cuenta con los recursos suficientes para hacer frente al alquiler.

A través de este tipo de aval, se cubren las cuotas del alquiler durante un periodo de tiempo determinado (normalmente entre tres y seis mensualidades). Durante la vigencia del aval, el inquilino no podrá disponer de ese dinero, ya que se reserva como una garantía ante posibles impagos.

Como propietarios, podemos solicitar un aval bancario para respaldar el cumplimiento de los pagos del alquiler en caso de dificultades financieras. Este requisito se suma a otros documentos que nos ayudan a evaluar la capacidad de pago del inquilino, tales como la última declaración de la renta, las nóminas recientes o el contrato laboral. El aval bancario, por tanto...

Otras medidas de seguridad que el inquilino puede requerir aparte del respaldo financiero

El arrendador tiene la opción de requerir diferentes formas de garantía para asegurar el pago del alquiler, entre ellas el aval bancario. Sin embargo, es importante que estas garantías se establezcan por escrito en el contrato de alquiler, especificando su naturaleza, características y plazo de vigencia.

El aval bancario es una garantía adicional que tiene como propósito garantizar el cumplimiento del pago de las cuotas de alquiler. De acuerdo con la legislación actual, existen otros tipos de documentos que el arrendador puede exigir como garantía.

Es fundamental que el propietario indique claramente en el contrato de alquiler qué tipo de garantías serán aceptadas, incluyendo el aval bancario. De esta manera, se establece un acuerdo claro y transparente entre ambas partes.

Tener un aval bancario puede ser beneficioso para el arrendatario, ya que le brinda una mayor seguridad al arrendador en cuanto al cumplimiento de sus obligaciones de pago. Sin embargo, es importante que se establezcan los detalles de esta garantía de manera explícita en el contrato de alquiler.

Uso de avales bancarios en el arrendamiento de vivienda

Una condición esencial que exigen los propietarios al alquilar un piso es poder demostrar estabilidad y solvencia económica. Para ello, es fundamental analizar la actividad laboral, los ingresos y la estabilidad financiera a medio y largo plazo de la persona interesada.

Para llevar a cabo este análisis, suelen requerirse diferentes documentos, como el contrato laboral, las últimas nóminas y la última declaración de la renta. Además, es posible que el propietario solicite garantías adicionales a la fianza del alquiler, como un aval bancario.

Un aval bancario, como su nombre indica, es un contrato en el que una entidad financiera asegura que el cliente -en este caso, el inquilino- cumplirá con la obligación de pagar el alquiler puntualmente, según los términos y plazos establecidos en el contrato de alquiler.

Procedimiento y costos del aval bancario para alquilar

En el ámbito financiero, los avales bancarios suponen un riesgo para la entidad que los otorga, por lo que evalúan cuidadosamente la capacidad financiera del solicitante antes de concederlos o no.

Para solicitar un aval, el proceso es sencillo: solo es necesario que el cliente manifieste su deseo al banco y acudir a un notario para formalizar la póliza correspondiente de garantía bancaria. En ella se establecerá la cantidad avalada y los costos asociados.

Los costos asociados pueden variar en cada entidad, aunque el Banco de España ha establecido tarifas máximas que pueden ser cobradas. Sin embargo, en el caso de los avales, al no haber un desembolso por parte del banco, la cantidad suele ser moderada. Los intereses suelen oscilar entre el 0,5% y el 2% sobre la cantidad máxima avalada. En el caso de que...

Cuáles son los requisitos legales para arrendar una vivienda

¿Qué exigencias legales pueden hacer los arrendadores al alquilar un piso?

Es importante tener en cuenta que los arrendadores cada vez piden más garantías al momento de alquilar un piso. Sin embargo, no todas estas exigencias son legales. Para tener toda la información necesaria, es necesario conocer qué es lo que se puede pedir legalmente en un contrato de alquiler.

La fianza: ¿cuántos meses se pueden solicitar?

El artículo 36 de la Ley 29/1994, de 24 de noviembre, de Arrendamientos Urbanos, establece las normas respecto a la fianza en un contrato de alquiler de vivienda:

“A la firma del contrato, es obligatorio exigir y entregar una fianza en metálico equivalente a una mensualidad de renta en el caso de alquiler de vivienda, y dos mensualidades en el caso de alquiler para otro uso".

Cualquier exigencia de garantías por encima de estos límites no es legal.

Legalidad del aval bancario en alquiler de vivienda

El Artículo 36 de la Ley de Arrendamientos Urbanos contempla la libertad de las partes para acordar garantías adicionales que aseguren al arrendador el cumplimiento de las obligaciones arrendaticias, tales como posibles impagos o daños.

"Las partes tienen la facultad de establecer cualquier tipo de garantía adicional a la fianza en metálico para asegurar el cumplimiento de las obligaciones del arrendatario".

En consecuencia, aunque no constituye un requisito obligatorio (a diferencia de la fianza), es perfectamente lícito que el propietario solicite un aval bancario como medida de seguridad al alquilar su propiedad.

Pasos para obtener una garantía bancaria en arrendamientos

Requisitos del aval para alquilar una vivienda:
Las entidades financieras establecen distintas condiciones para otorgar un aval para alquilar una vivienda. Sin embargo, todas ellas consideran diversos aspectos, tales como:

  • Historial financiero o crediticio
  • Posibles deudas actuales o pasadas

El historial financiero o crediticio es un informe que refleja las obligaciones económicas de una persona. Este documento es utilizado por los bancos para evaluar el nivel de confianza del solicitante del aval, es decir, si es un "buen pagador".

Requisitos esenciales del aval bancario Información clave que debe incluirse en el documento

En el apartado anterior, mencionamos que el contrato del aval bancario debe incluir de manera clara y precisa las circunstancias y procedimientos para que el propietario solicite a la entidad el pago de la deuda de su inquilino. Esto incluye la opción de requerir primero el pago al inquilino y luego al banco, o pedir directamente al banco.

En cualquier caso, el propietario deberá presentar al banco el contrato del aval y otro documento que certifique la cantidad adeudada por el inquilino. Salvo si el contrato incluye la cláusula de primer requerimiento, que facilita al propietario ejecutar el aval sin necesidad de ningún documento formal.

Esta forma de ejecutar el aval es beneficiosa para el propietario, pero hay que tener cuidado: si el propietario cobra ilegalmente mensualidades (por ejemplo, si el inquilino ya ha pagado o si aún no ha llegado el periodo de pago de la renta), el inquilino puede reclamar la devolución de dichos pagos.

Entendiendo el respaldo financiero concepto monto plazo y cobertura del aval bancario

En el alquiler de oficinas, además de la fianza legal, también se pueden establecer garantías adicionales, como por ejemplo el aval bancario. Este documento, emitido por un banco, asegura el cumplimiento de las obligaciones del arrendatario en relación al contrato de alquiler. El tipo de aval más seguro para el arrendador es el aval a primer requerimiento o primera demanda, ya que permite al arrendador requerir al banco avalista y recibir el pago sin necesidad de justificar o demostrar incumplimientos por parte del arrendatario.

Artículos relacionados