economia pasivo corriente y pasivo no corriente

Pasivo corriente y no corriente diferencias y ejemplos claros en economía

Las obligaciones de la empresa con terceros ajenos a sus propietarios, como proveedores, acreedores, bancos, gobierno y empleados, se definen como pasivos, es decir, deudas adquiridas.

Tres casos de deudas a corto plazo

La empresa tiene compromisos pendientes que deben ser saldados en menos de un año, los cuales están registrados en documentos como letras de cambio, pagarés, entre otros.

Únete y recibe nuestras actualizaciones por correo electrónico

©, 2023 KPMG Impulsa es una marca que pertenece a KPMG Asesores S.L., una empresa española de responsabilidad limitada y miembro de la organización global de KPMG. Esta organización está conformada por distintas empresas miembro independientes afiliadas a KPMG International Limited, una sociedad inglesa con garantía limitada. Todos los derechos reservados.

Desentrañando los activos pasivos de largo plazo

Pasivos no corrientes: también llamados pasivos a largo plazo, representan las deudas de una empresa con un plazo de vencimiento mayor a un año. Estas obligaciones pueden estar contraídas con entidades financieras u otras, y su origen suele ser de índole exclusivamente financiera. Es común que estén relacionadas con transacciones comerciales de...

Desentrañando el Concepto de Pasivo a Largo Plazo

Los pasivos no corrientes son un elemento clave en el balance de una empresa, mereciendo incluso su propio capítulo. Pero, ¿qué se entiende por pasivo no corriente? Esta categoría comprende deudas u obligaciones financieras que deben ser saldadas en un plazo mayor a un año. Entre ellas destacan pensiones, alquileres y otros compromisos económicos.

Es fundamental que las empresas evalúen su pasivo no corriente en relación al flujo de caja. De esta manera, pueden determinar su capacidad para hacer frente a dichas obligaciones a largo plazo. Con un flujo de caja estable, una empresa puede manejar una mayor carga de deuda. Por ello, es relevante llevar un seguimiento detallado de estos pasivos a largo plazo y planificar con anticipación.

Es esencial que las empresas analicen su capacidad para hacerles frente en relación a su flujo de caja y planifiquen adecuadamente para una gestión eficiente de los mismos.

Contraste entre deudas a corto plazo y deudas a largo plazo

La diferencia entre el pasivo corriente y el no corriente es vital para la evaluación financiera del balance. Un exceso de pasivos corrientes podría acarrear problemas de solvencia a corto plazo para la empresa, especialmente si sus activos corrientes no son suficientes para cubrir estas obligaciones. Esta medida suele...

Explorando el concepto de provisiones en pasivo en las cuentas financieras

Las provisiones son un componente esencial tanto del pasivo a corto plazo como del pasivo a largo plazo. Estas representan una estimación de una pérdida patrimonial potencial que, en ciertos casos, puede ser registrada en los estados financieros. Es decir, se prevén y cuantifican las posibles contingencias que podrían afectar a la empresa. Por ejemplo, se incluyen aquellas situaciones en las que es necesario cumplir con una norma legal, un contrato o una obligación tácita. En estos casos, se registran en una cuenta específica de...

Entendiendo los pasivos a corto plazo

El pasivo es una de las partes fundamentales del balance de situación, ya que refleja las deudas de una compañía. Estas deudas se dividen en dos grandes masas patrimoniales según su fecha de vencimiento.

Las deudas corrientes forman parte de la masa patrimonial de corto plazo y abarcan todas aquellas deudas que deben ser pagadas en un período de tiempo inferior a 365 días. En otras palabras, cuentas que representen deudas a ser cumplidas en menos de un año se incluyen en el pasivo corriente.

Estructura del pasivo corriente

Uso de activos corrientes para liquidar pasivos corrientes

Los activos corrientes, que son aquellos que se consumen en el plazo de un año, suelen ser utilizados para liquidar los pasivos corrientes. Dentro de estos activos se encuentran el efectivo y las cuentas por cobrar, que son las cantidades que los clientes adeudan por las ventas realizadas. La relación entre el activo y el pasivo corriente es fundamental para determinar la capacidad actual de la empresa.

Importancia de las cuentas por pagar en los estados financieros

En los estados financieros de una compañía, las cuentas por pagar suelen ser una de las cuentas más significativas dentro del pasivo corriente. Estas representan las facturas pendientes de pago a los proveedores. Para garantizar una buena gestión, las empresas tratan de coordinar las fechas de pago para que las cuentas por cobrar se liquiden antes de las cuentas por pagar a los proveedores.

Ejemplo de coordinación de fechas de pago

Como ejemplo, supongamos que una empresa tiene un plazo de 60 días para pagar a su proveedor, por lo que exigirá a sus clientes que liquiden sus cuentas en un plazo de 30 días. De esta forma, se asegura de tener los fondos necesarios para hacer frente a sus obligaciones con los proveedores. En caso de necesitar liquidez, también es posible liquidar el pasivo corriente creando una nueva obligación de deuda a corto plazo.

Inventario de Obligaciones a Largo Plazo en una Compañía Entendiendo su Significado

Definición de Pasivo no Corriente: Este término hace referencia a los rubros que agrupan las cuentas contables correspondientes a las obligaciones que una empresa debe cancelar en un periodo de tiempo mayor a un año.

Este Pasivo no Corriente incluye varias categorías, entre ellas:

  • Deudas a largo plazo
  • Deudas con entidades de crédito
  • Acreedores por arrendamientos financieros
  • Deudas de seguridad social
  • Cargas fiscales
  • Otras deudas a largo plazo

De manera similar al Pasivo Corriente, el Pasivo no Corriente también está compuesto por cuentas contables. Sin embargo, en este caso se trata de deudas que pueden ser canceladas en un periodo mayor a un año. En esta categoría suelen incluirse obligaciones con características similares.

Un enfoque diferente para comprender el pasivo actual y el pasivo a largo plazo

Enriquece tu conocimiento sobre pasivo corriente y no corriente con una perspectiva diferente: a través de los diversos recursos disponibles en el mercado, como libros de teoría y práctica.

No quiero confundirte, no me refiero a la calidad, la capacidad didáctica o la amabilidad que ofrecen estos materiales. Simplemente menciono que la información encontrada en línea es valiosa, pero está organizada en pequeños temas y requiere de una persona dispuesta a dedicar su tiempo a investigar y conectar ideas.

Cualquier individuo serio acerca de un tema tiene un manual a su disposición. Y si es un profesional, también contará con su propio libro de consulta.

Ejemplos de activos no circulantes explorando distintas opciones

Préstamos a largo plazo son aquellos que la empresa recibe de una entidad bancaria con la obligación de devolver en un plazo superior a un año, perteneciendo así al pasivo no corriente. A diferencia de los préstamos a corto plazo, estos tienen una duración más amplia y requieren una estrategia de pago a largo plazo.

Este tipo de préstamos permite a la empresa obtener una fuente de financiación para inversión o ampliación de su negocio, sin afectar su liquidez inmediata, ya que los pagos se realizan en un plazo más extenso. Por lo tanto, son una opción atractiva para proyectos a largo plazo que requieren una inversión inicial importante.

A diferencia de los préstamos a corto plazo, en los cuales los pagos suelen ser más frecuentes y en menor cantidad, en los préstamos a largo plazo se establece un calendario de pagos que puede ser mensual, anual o incluso con una carencia de algunos años antes de empezar a pagar. Esto permite a la empresa una planificación financiera más estable a largo plazo.

No obstante, también existen algunas desventajas en la solicitud de préstamos a largo plazo. Por un lado, la empresa puede pactar un interés más elevado debido al mayor riesgo que asume la entidad financiera al prestar durante un periodo más largo. Además, al tratarse de un plazo superior a un año, la empresa está obligada a devolver el capital en su totalidad en caso de incumplimiento.

Es importante evaluar todas las opciones disponibles y realizar un plan financiero adecuado antes de tomar decisiones en relación a estos préstamos.

Artículos relacionados