cuándo es obligatorio poner contadores individuales de calefacción

Plazos y requisitos para la obligatoriedad de contadores individuales de calefacción en casa

Siguiendo las pautas establecidas por el Parlamento Europeo para promover la conservación de energía y el cuidado del medio ambiente, el jueves 4 de agosto de 2020 se difundió en el Boletín Oficial del Estado (BOE) el Decreto Real 736/2020 que establece normativas para el registro individual de consumo en las instalaciones térmicas de los edificios.

La responsabilidad de instalar medidores individuales A quién le corresponde

Según la nueva norma, la instalación de contadores individuales solo será obligatoria si resulta factible y rentable para la configuración de la instalación. Por lo tanto, se ha establecido que no será necesario instalar contadores en las viviendas situadas en las zonas con mayor temperatura en nuestro país: las islas, Levante, Guadalquivir, Ceuta y Melilla, justo como indicado en el Código Técnico de la Edificación con las letras α, A y B.

La empresa encargada del mantenimiento de la calefacción central, para determinar la viabilidad técnica, deberá llevar a cabo una evaluación de la instalación y comunicar a la comunidad de vecinos si es viable su implementación.

En la mayoría de los casos, será posible instalar los contadores individuales si el sistema es en forma de anillo (cada vivienda tiene una entrada y salida con sus respectivos radiadores conectados entre sí). Sin embargo, suele ser imposible su instalación en el caso de que la configuración sea en forma de columna (los radiadores de cada piso se encuentran conectados entre sí, por ejemplo, el del primer piso conectado con el del segundo y así sucesivamente).

REQUISITO DE INSTALACIÓN DE MEDIDORES INDIVIDUALES DE CALEFACCIÓN EN CONDOMINIOS

¡Buenas noticias! La directiva europea sobre contabilización de consumos, que llevaba más de tres años en espera, por fin ha sido transpuesta. El pasado 4 de agosto, el Consejo de Ministros aprobó la normativa que regula esta cuestión, y el BOE del 6 de agosto publicó el Real Decreto 736/2020, por el cual se establece la contabilización de consumos individuales en instalaciones térmicas de edificios.

En dicho real decreto se establece la obligación de que los titulares de instalaciones térmicas centralizadas, tanto en edificios nuevos como existentes, instalen contadores individuales para medir el consumo de energía térmica de cada usuario, en caso de que sea viable técnicamente y rentable económicamente. En caso de que no sea viable la instalación de contadores individuales, excepcionalmente se podrán utilizar repartidores de costes de calefacción, siempre que sea rentable económicamente.

Cabe destacar que esta obligación no se aplicará a los titulares de instalaciones térmicas mencionadas en el anexo I (al que se puede acceder pinchando aquí), ya sea por motivos técnicos o por su ubicación en determinadas zonas climáticas.

Una medida que favorece tanto al medio ambiente como a los consumidores.

FECHA DE ERECCIÓN DEL INMUEBLE

Enfoque:

Obligación de calefacción central en edificios construidos antes de 1998

Si tu edificio cuenta con calefacción central y fue construido antes de 1998, debes saber que existe una obligación que debes cumplir. Sin embargo, aquellas construcciones posteriores a dicho año están exentas de esta normativa.

A partir de 1998, se estableció la normativa del Reglamento de Instalaciones Térmicas en los Edificios (RITE) y las Instrucciones Técnicas Complementarias (ITE). Esto significa que cualquier nuevo edificio está obligado a tener un sistema que permita el reparto equitativo de los gastos correspondientes a cada suministro.

Por tanto, si tu edificio es anterior a 1998 y cuenta con calefacción central, debes cumplir con la obligación de tener un sistema de reparto de gastos implementado. De lo contrario, si tu edificio es posterior a 1998, no estás obligado a cumplir con esta normativa.

Cuáles son las regiones españolas afectadas

<

Zonas climáticas según el Código Técnico de Edificación

El presente decreto establece las zonas climáticas en las cuales los edificios con calefacción central deberán tener sus instalaciones en funcionamiento antes de mayo de 2023.

Recomendamos consultar la zona climática correspondiente a cada municipio en la página web del instituto IDAE, ya que algunos municipios presentan una clasificación distinta al resto de la provincia.

En consecuencia, los edificios ubicados en las zonas A y B (islas, zona de Levante, Guadalquivir, Ceuta y Melilla) están exentos de cumplir con la instalación de contadores individuales o repartidores de costes.

PLAZOS

En cumplimiento de la legislación vigente, los dueños de inmuebles con sistema de calefacción central deben cumplir con ciertos plazos para presentar un presupuesto y llevar a cabo la instalación de contadores individuales o repartidores de coste, siempre y cuando sea viable económicamente.

Es obligatorio que los propietarios de viviendas con calefacción central cumplan con los plazos establecidos por la ley para solicitar un presupuesto y colocar contadores individuales o repartidores de coste, siempre y cuando sea viable desde el punto de vista económico.

Estas son las excepciones

En la actualidad, la normativa establece la instalación imprescindible de contadores individuales en los edificios con sistemas de calefacción o refrigeración central que fueron construidos antes del año 1998, cuando se aprobó el Reglamento de Instalaciones Térmicas en los Edificios (RITE). Por otro lado, las edificaciones construidas después de esta fecha ya están obligadas a disponer de estos contadores.

Sin embargo, existen algunas excepciones que quedan fuera de la obligación de instalar contadores individuales. Según lo estipulado en el Real Decreto, estas excepciones se basan en inviabilidad técnica o económica.

Por un lado, aquellos edificios en los que la instalación de los contadores individuales no sea posible técnicamente o no sea económicamente viable no estarán obligados a realizar esta modificación. Por otro lado, también se considera inviable económicamente a los edificios ubicados en las zonas más cálidas del país, especificamente, las islas, zona de Levante, Guadalquivir, Ceuta y Melilla (definidas en el Código Técnico de la Edificación como α, A y B).

OTROS REQUISITOS

Desde la Asociación Española de Repartidores de Costes de Calefacción (Aercca) se enfatiza la importancia de instalar contadores individuales en edificios, siempre y cuando sea técnicamente viable y económicamente rentable. Este requisito debe ser cumplido en todas las instalaciones. Existen casos en los que los edificios están exentos de instalar estos dispositivos. Según las estimaciones, una vez que cada vecino pague únicamente por lo que ha consumido, la factura de la calefacción de los edificios se reducirá en un 20% a 30% de media, lo que equivale a unos 230 euros anuales por vivienda.

Comentarios

Se prohíbe rotundamente la reproducción total o parcial sin la autorización por escrito de la empresa, según lo estipulado en el artículo 32.1 del acervo legislativo de la Propiedad Intelectual.

Adicionalmente, la empresa manifiesta su reserva de derechos tanto en su propio nombre como en el de sus redactores o autores, de conformidad con lo establecido en el artículo 33.1 de la Ley de Propiedad Intelectual.

Además opción de ajuste personalizado para la calefacción

De acuerdo a la normativa vigente, la instalación de los contadores debe ir acompañada de dispositivos que permitan a cada usuario regular la temperatura de su hogar y, por consiguiente, controlar su consumo. Estos dispositivos pueden ser válvulas termostáticas en cada radiador o válvulas de zona asociadas a un termostato ambiente.

La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) considera que es fundamental que esta obligación esté contemplada en la norma, ya que de lo contrario, no se lograría un ahorro real de energía. Se estima que este cambio puede suponer una reducción del 24% en el consumo de energía generado por los sistemas de calefacción central. Además, esto aumenta la comodidad de los vecinos, ya que al establecer la temperatura de manera colectiva, se evitan las diferencias de orientación, altura y aislamiento de cada piso, así como las preferencias personales de los ocupantes.

Cabe señalar que estas novedades afectan no sólo a quienes tienen un sistema de calefacción o refrigeración central, sino también a aquellos que cuentan con una calefacción individual en su vivienda. Todos ellos pueden mejorar la eficiencia energética de su instalación y mantenerse cálidos sin incurrir en gastos excesivos. Si tienes un sistema de calefacción individual y deseas aumentar su eficiencia, puedes considerar la opción de cambiar a una caldera de condensación.

Artículos relacionados