como se escribe historia o istoria

Conoce las variaciones de escritura de estos 8 idiomas

La narración de sucesos pasados es lo que conocemos como historia,[n. 1]​ pero no siempre se limita a la humanidad como su única protagonista.[n. 2]​ En términos más concisos, es el conocimiento del pasado a través del ser humano.[2]​[3]​[4]​ Esta disciplina académica se dedica al estudio de dichos acontecimientos, también conocida como historiografía para distinguirla de la historia como los hechos objetivos que han ocurrido. La historia, como ciencia social, se basa en una clasificación y método específicos, pero si se desvía de su enfoque en los seres humanos, puede considerarse una ciencia natural. Aún así, se engloba en la categoría de ciencia fáctica (también llamada factual) junto a estas dos ramas.

Etimologíaeditar

La palabra historia tiene su origen en el griego ἱστορία (léase historía), que puede traducirse como "investigación" o "información", referente al conocimiento adquirido a través de la investigación. Posteriormente, pasó al latín como historia, evolucionando en el castellano antiguo a estoria (como lo demuestra el título de la Estoria de España de Alfonso X el Sabio, 1260-1284), y más tarde fue reintroducida al castellano en su forma latina original como un cultismo.

La etimología de esta palabra se remonta al protoindoeuropeo *wid-tor-, formado a partir de la raíz *weid- (construcción hipotética) con el significado de "saber" o "ver". También se encuentra presente en palabras como idea o visión en latín, wit, wise o wisdom en lenguas germánicas, veda en sánscrito, videti o vedati en lenguas eslavas, y en otras lenguas de la familia indoeuropea.

En la antigua Grecia, el filósofo Aristóteles utilizó la palabra ἱστορία en su tratado Περὶ τὰ ζῷα ἱστορίαι (léase Peri ta zoa jistória, latinizado como Historia animalium, traducible como "Historia de los animales" -el título en griego es plural y en latín es singular-). Este término derivaba de ἵστωρ (léase jístōr), que puede traducirse como "hombre sabio", "testigo" o "juez". Se encuentran usos de ἵστωρ en los himnos homéricos, en textos de Heráclito, en el juramento de los efebos atenienses, y en inscripciones beocias con un significado similar a "juez" o "testigo". La aspiración de la primera letra es un detalle problemático que no se presenta en la palabra...

Estudio de la historiaeditar

Dentro de la división entre ciencias y letras o humanidades, se suele clasificar a la historia dentro de las disciplinas humanísticas. Algunos incluso la consideran como un puente entre ambos campos, al incorporar la metodología de las ciencias sociales.

No todos los historiadores aceptan que la historia sea una ciencia social. Algunos creen que esto reduce su método y objetivo, comparándolo con el arte basado en la imaginación. Esta perspectiva es compartida por Hugh Trevor-Roper, John Lukacs, Donald Creighton, Gertrude Himmelfarb y Gerhard Ritter.

Por otro lado, la mayoría de los historiadores de la segunda mitad del siglo XX y XXI ven la historia como una ciencia. Algunos de ellos, como Fernand Braudel, E. H. Carr, Fritz Fischer, Emmanuel Le Roy Ladurie y Hans-Ulrich, han analizado en detalle sus preocupaciones metodológicas.

Por otro lado, hay historiadores que no ven su actividad como científica, pero tampoco defienden un relativismo estricto que imposibilitaría el conocimiento y transmisión de la historia. De hecho, generalmente aceptan y se someten a los mecanismos institucionales, académicos y de práctica científica existentes para la historia, como la ética de la investigación, la publicación científica, la revisión por pares y el debate y consenso científico (entre otros).

Áreas interconectadas de distintas disciplinaseditar

La filosofía de la historia se diferencia claramente de la historiología y la historiografía. Esta rama de la filosofía se enfoca en el significado de la historia humana, si es que lo tiene. En sus inicios, se cuestionó si existía un propósito o finalidad en el desarrollo histórico, o si este seguía un diseño preestablecido. En la actualidad, se debate principalmente sobre el papel del conocimiento histórico en el conocimiento en general y sus implicaciones. Además, se reflexiona sobre...

Definicióneditar

HISTORIA: UNA MIRADA AL PASADO

A menudo utilizamos el término "historia" para referirnos al pasado, y podemos incluso hablar de una "historia natural" en la que la humanidad no estaba presente [cita requerida]. Este término se utilizaba en oposición a la historia social, y hacía referencia no solo a la geología y la paleontología, sino también a otras ciencias naturales. Sin embargo, las fronteras entre este campo y el de la prehistoria y la arqueología son imprecisas y se solapan a través de la paleoantropología, y se ha tratado de complementar con la historia ambiental o ecohistoria (n. 3). Además, se ha actualizado con la llamada "Gran Historia" [10][11][12].

LA IDEA DE "HISTORIA": CAMBIO A TRAVÉS DEL TIEMPO

El término "historia" también se ha utilizado para referirse al concepto de cambio a través del tiempo. En este sentido, se opone al concepto filosófico equivalente a esencia o permanencia, que se relaciona con la idea de una filosofía natural en textos clásicos y en la actualidad, principalmente en medios académicos anglosajones, que se considera como equivalente a la física. Podemos aplicar esta perspectiva histórica o filosófica a cualquier campo del conocimiento. Incluso podemos hacerlo para analizar la historia misma (ver tiempo histórico [n. 5]) y el tiempo en sí. De esta manera, todo pasado adquiere un significado en relación con el presente...

Ramaseditar

La app historiografía es el conjunto de técnicas y procedimientos utilizados para describir y registrar los sucesos pasados. Se trata de una disciplina que se encarga de estudiar la historia y que requiere el uso correcto del método histórico y el acatamiento de las exigencias típicas de la metodología científica. También se conoce como historiografía a la producción escrita de los historiadores, así como a las corrientes, grupos o tendencias formados por estos.

La conexión entre la historia y su narración escrita ha generado algunas confusiones, dado que se utiliza el mismo término para hacer referencia tanto al objeto de estudio como a la ciencia que lo analiza y al documento resultante de ese análisis. Así, se ha utilizado el término "historia" para referirse al periodo posterior a la aparición de la escritura, mientras que se ha reservado el nombre de "prehistoria" para el periodo previo.

Sin embargo, esta definición restringida del término deja fuera a gran parte de la humanidad, ya que no todos han tenido acceso a la lectura y escritura a lo largo de la historia. Además, muchas veces sólo se ha reflejado en el discurso histórico a una minoría, dejando invisibilizadas a las clases bajas, las mujeres, los oprimidos y otros sectores marginados. Por esta razón, algunos historiadores se han esforzado en reconstruir la historia de los vencidos y de aquellos que no han podido dejar su testimonio por escrito.

Etimología

La Historia proviene del latín y, a su vez, del griego antiguo historía, que significa saber, derivado de hístor que significa experto, que a su vez proviene del arcaico *ϝίδτωρ y, en última instancia, del protoindoeuropeo *wid-. Esto puede compararse con palabras en inglés como wisdom o en celta como druida.

Por consiguiente, se puede afirmar que el conocimiento histórico es una combinación de sabiduría y experiencia, basado en la investigación y el estudio de hechos y eventos del pasado. Esta rama de estudio nos permite comprender el presente y proyectar el futuro, a través del análisis y la interpretación de los acontecimientos pasados.

La importancia de la Historia radica en su capacidad de enseñanza, ya que a través de ella podemos aprender de los errores y aciertos de nuestros antepasados, evitando así repetirlos en el futuro. Nos ofrece una visión crítica del mundo en el que vivimos, ayudándonos a comprender la evolución de la humanidad y su impacto en nuestra sociedad actual.

Por tanto, debemos valorar y estudiar nuestro pasado para mejorar nuestro presente y construir un futuro más prometedor.

Artículos relacionados