características de los cangrejos

Descubre las principales características de los cangrejos y sus beneficios para la salud

Los cangrejos son ampliamente reconocidos como los crustáceos más conocidos en nuestro planeta. Son admirablemente famosos gracias a su peculiar forma de caminar lateralmente y a sus intrigantes pinzas utilizadas para protegerse, convirtiéndolos en una de las especies más queridas. En las siguientes líneas, encontrará una completa guía sobre estos fascinantes decápodos con diez extremidades.

Alimentación de los cangrejos

Los cangrejos son criaturas omnívoras y, por lo tanto, se nutren de cualquier tipo de materia orgánica que encuentren a su paso. Esto incluye a otros crustáceos, moluscos, pequeños peces y gusanos. A diferencia de otros animales, no suelen ser cazadores y prefieren esperar a que la marea les lleve el alimento. Sin embargo, existen casos excepcionales en los que algunas especies, como el cangrejo cocotero (Birgus latro), son herbívoras. Este animal de gran tamaño y robusto caparazón tiene una dieta exclusivamente basada en plantas. En particular, se suben a los cocoteros para recolectar y comer la pulpa del fruto, después de haberlo cortado.

Características de los cangrejos

Los cangrejos no son una especie única, como se suele creer, sino una amplia categoría que abarca más de 4.000 especies de crustáceos. Esta clasificación incluye distintos tipos de cangrejos que se encuentran en varias subórdenes del suborden de los Pleocyemata.

Al igual que el resto de crustáceos, los cangrejos tienen una característica muy peculiar: su exoesqueleto es de quitina. Este caparazón es una protección eficaz para enfrentarse a su entorno. Además, estos animales tienen cinco pares de patas, de los cuales dos han evolucionado para formar pinzas que les son muy útiles para alimentarse, reproducirse y defenderse de sus depredadores.

Las especies de cangrejos pueden variar considerablemente en cuanto a tamaño y peso. Mientras que algunas como el cangrejo-araña japonés (Macrocheira kaempferi) pueden llegar a pesar hasta 20 kilos y medir 3,7 metros de largo en cada una de sus patas, otras como el cangrejo guisante (Pinnotheres pisum) apenas alcanzan el tamaño de un centímetro.

Hábitats de los cangrejos

Los cangrejos son habitantes comunes en todo el mundo, tanto en agua dulce como en agua salada. Algunos habitan en el fondo del océano, mientras que otros prefieren la tierra como hogar.

Estos últimos se les conoce como cangrejos de tierra y pertenecen a la familia Gecarcinidae, como por ejemplo el cangrejo Halloween (Gecarcinus quadratus). Su hábitat son pequeñas madrigueras que excavan en la tierra, donde pueden protegerse. Aun así, suelen aventurarse en el océano de manera periódica para reproducirse y desarrollar a sus larvas.

En contraste, el resto de especies de cangrejos prefieren esconderse en rocas cercanas a la costa o en arrecifes de coral como refugio. Además, en estos lugares también pueden encontrar alimento.

Dónde viven los cangrejos

Los cangrejos, presentes en todas las partes del planeta Tierra y en diferentes especies, tienen una gran variedad de hábitats. Dependiendo de la especie, pueden encontrarse habitando en el fondo del océano, sobre rocas o incluso bajo tierra. Sin embargo, es en las playas donde se encuentran con mayor frecuencia.

Para garantizar su supervivencia, cada uno de estos hábitats debe contar con ciertas condiciones. Dado que son presas vulnerables para otros animales, es esencial que tengan áreas rocosas y vegetación que les permita ocultarse. Además, deben tener acceso a fuentes de alimento como gusanos, algas y peces, así como a una fuente de agua.

Ficha de Carcinus maenas

El cangrejo de mar común presenta una gran variabilidad en su coloración, que puede ser marrón, verde, rojo, gris o incluso una combinación de estos tonos. Esto se debe a su proceso de muda, que determina su apariencia en cada momento.

Este crustáceo pertenece al grupo de los decápodos, caracterizados por tener 5 pares de patas. Sin embargo, sus pinzas son las más destacadas, ya que son más grandes y tienen un mayor desarrollo que las demás patas.

Los machos en edad de apareamiento adquieren un color rojizo intenso, debido a su grueso caparazón. Este atributo les otorga una ventaja en las peleas que suelen tener con las hembras durante el cortejo y el apareamiento.

Qué comen los cangrejos

Los cangrejos, animales bastante conocidos, son de tipo omnívoro, lo que significa que se alimentan tanto de plantas como de carne.

En su dieta se pueden encontrar principalmente algas, bacterias, pequeños peces, gusanos, hongos y otros crustáceos.

A diferencia de otros animales, los cangrejos no suelen cazar, sino que esperan a que la marea traiga su alimento. Sin embargo, esto puede variar dependiendo de la especie de cangrejo en cuestión.

Por ejemplo, los cangrejos de río, que también existen (¡sí, también hay cangrejos en los ríos!), pertenecen a las familias Parastacidae, Cambaridae y Astacidae, y suelen alimentarse de una variedad de materia orgánica, desde algas hasta animales invertebrados pequeños, peces y carroña.

Es prudente consumir surimi

Gómez diferencia entre comer cangrejo y alimentos que lo contengan como el surimi, también conocido como palitos de cangrejo. Es mejor no consumirlo de manera frecuente, ya que tiene poca cantidad de cangrejo y, a nivel nutricional, es un producto pobre y bastante procesado, expresa.

Por un lado, los palitos de cangrejo contienen un alto porcentaje de aditivos, siendo los fosfatos los principales, un ingrediente presente también en la comida rápida. Además, el surimi contiene una elevada cantidad de sal, por lo que su consumo no es aconsejable para aquellas personas que padecen de hipertensión.

Otros aditivos que podemos encontrar en los palitos de cangrejo son los potenciadores de sabor y diversos colorantes, que aportan pocas vitaminas y minerales. Entre estos, destacan el pimentón y la cochinilla, de los cuales proviene el característico tono colorado del producto.

Cangrejos de mar

En el mundo de los crustáceos, existen una gran variedad de especies de cangrejos de mar pertenecientes al infraorden de Brachyura. A diferencia de sus parientes de agua dulce, estos cangrejos destacan por su cuerpo más plano y redondeado. Conforman familias diversas y habitan diferentes ambientes, desde las profundidades del mar hasta las orillas de ríos y zonas salobres como marismas y estuarios. Incluso los hay que se aventuran fuera del agua, como los cangrejos terrestres.

Dentro de este grupo, encontramos cangrejos realmente fascinantes, como los del género Ocypode, conocidos como cangrejos fantasmas por su apariencia casi transparente. También podemos mencionar la especie Grapsus grapsus, conocida como cangrejo abuete negro, debido a su variado colorido. Pero sin duda, destacan los cangrejos violinistas, cuya pinza desmesuradamente grande les ha dado su nombre. De una forma u otra, estos cangrejos de mar nos sorprenden con su singularidad.

La razón detrás del caminar lateral de los cangrejos

¿Alguna vez te has preguntado por qué los cangrejos se mueven de lado?

La mayoría de cangrejos tienen un cuerpo ancho y corto y un abdomen reducido, lo que les obliga a tener patas curvadas y mirando en sentidos opuestos. Por esta razón, les resulta mucho más cómodo y natural moverse de lado a lado.

Sin embargo, hay algunas especies de cangrejos, como el Mictyris platycheles o cangrejo soldado, que son capaces de caminar hacia adelante y hacia atrás debido a su morfología diferente, similar a la de una araña.

No dejes de descubrir las curiosidades de otras fascinantes especies acuáticas, como por ejemplo el caballito de mar o el pez tetra ciego. ¡Ven a conocer de cerca estas y muchas otras especies en Aquarium Costa de Almería. Te esperamos!

Cangrejos de río

Los cangrejos de río, pertenecientes a las superfamilias Astacoidea y Parastacoideas, son crustáceos que habitan en Europa, partes de Asia occidental y la Costa Oeste de Norteamérica. En España, este crustáceo es consumido principalmente en Castilla y León y Aragón.

La supervivencia de los cangrejos de río es más vulnerable que la de los cangrejos de mar. En España, factores como la sobrepesca, la introducción de especies no nativas o la contaminación, han causado la disminución de sus poblaciones originales. Por esta razón, actualmente es considerado un animal protegido.

Artículos relacionados