actualidad se puede vender un piso alquilado

Cómo vender un piso alquilado en la actualidad condiciones y consideraciones

Es un hecho común que los propietarios tengan total libertad de poner en venta sus propiedades alquiladas. Este escenario es familiar para muchos inquilinos, quienes pueden encontrarse en esta situación debido a la necesidad de liquidez de sus arrendadores o a su interés por otras oportunidades de inversión en el mercado inmobiliario.

Es el inquilino prioridad en la compra de la propiedad

Es una obligación legal que el propietario informe al inquilino sobre el precio de la vivienda. En caso de querer comprarla, el inquilino debe igualar las condiciones ofrecidas por el vendedor y no haber renunciado a su derecho de preferencia en el contrato de arrendamiento.

Además, el comprador debe ser consciente de que existe un inquilino con un contrato de alquiler activo. Este contrato debe ser respetado hasta su finalización, una vez que se haya obtenido toda la información relevante, como la fiabilidad del inquilino y el pago de tasas como el IBI o la comunidad de propietarios.

Obligación de notificar al arrendatario sobre la venta de la propiedad

Notificación al inquilino sobre la venta del inmueble:

Si el propietario decide vender el piso o inmueble que tiene alquilado, debe informar al inquilino, quien tendrá preferencia para comprarlo si iguala la oferta recibida. Esto siempre y cuando no haya renunciado explícitamente a ese derecho en el contrato de alquiler.

En caso de que el inquilino no haya renunciado a la compra, podrá adquirir la propiedad por encima de cualquier otro comprador si iguala las condiciones acordadas con este último. Sin embargo, si la oferta del inquilino es inferior al precio acordado con el posible comprador, no estamos obligados a aceptarla.

En caso de que se concrete la venta del inmueble, el propietario actual deberá notificar al inquilino con al menos 30 días de anticipación a la fecha de la compraventa, brindándole los siguientes datos:

  • Fecha de la compraventa
  • Precio acordado
  • Condiciones de pago

Consideraciones fundamentales antes de desalojar al arrendatario para vender tu vivienda

Vender una vivienda alquilada: una cuestión de derechos

Cuando un dueño tiene la intención de vender una vivienda que está alquilada, es necesario que tenga en cuenta los derechos del arrendatario. En primer lugar, es crucial determinar si la propiedad está registrada en el Registro de la Propiedad. Si no es así, el dueño tiene la libertad de realizar la venta en cualquier momento que desee. Sin embargo, es importante resaltar que la firma de un contrato de alquiler entre ambas partes implica el establecimiento de derechos y obligaciones para ambos, por lo que es esencial que el inquilino esté al tanto de sus derechos en caso de que se produzca una venta.

¿Vender una vivienda alquilada? Conoce los derechos del inquilino

Si eres propietario de una vivienda en alquiler y estás pensando en venderla, es fundamental que tengas en cuenta los derechos de tu inquilino. Para empezar, es importante determinar si la propiedad está registrada en el Registro de la Propiedad. De ser así, el propietario tendrá libertad para venderla en cualquier momento. Sin embargo, es importante tener en cuenta que al firmar un contrato de alquiler, ambas partes asumen ciertos derechos y obligaciones, razón por la cual es imprescindible que el inquilino conozca sus derechos en caso de que se produzca una venta.

La venta de una vivienda alquilada: aspectos legales a tener en cuenta

Si eres dueño de una vivienda que se encuentra en alquiler y estás considerando venderla, es esencial que conozcas los derechos correspondientes al arrendatario. Lo primero que debes hacer es verificar si la propiedad está registrada en el Registro de la Propiedad. En caso contrario, el dueño tendrá la libertad para venderla en cualquier momento. Sin embargo, debes tener en cuenta que al firmar un contrato de alquiler, ambas partes adquieren ciertos derechos y deberes, por lo que es esencial que el inquilino esté informado acerca de sus derechos en caso de una eventual venta.

Es posible vender una propiedad si el arrendatario permanece en ella

Sí, el propietario tiene la posibilidad de vender la casa mientras el inquilino aún resida en ella. Sin embargo, es importante que el propietario comunique esta decisión de manera adecuada y con anticipación, y también que informe al inquilino sobre cómo afectará esto al contrato de alquiler.

Es obligatorio notificar al inquilino al menos 30 días antes de la fecha de venta. Esta notificación puede ser verbal, pero es recomendable hacerla también por escrito, incluyendo detalles como la decisión de vender la vivienda, el precio de venta, la fecha estimada de la venta, y cualquier otra información relevante.

Me veré obligado a abandonar el apartamento si se concreta la venta

La continuación del alquiler de una vivienda dependerá totalmente de las decisiones del nuevo dueño y la situación legal del inmueble. En caso de que tanto la vivienda como el contrato de arrendamiento estén debidamente registrados, el comprador estará obligado a respetar el acuerdo de alquiler y el inquilino podrá permanecer en ella hasta su finalización.

Por otro lado, si la vivienda está registrada pero el contrato no lo está, el nuevo propietario deberá tomar posesión de todos los derechos y obligaciones del arrendador durante los primeros cinco años (si es una persona física) o siete años (si es una persona jurídica). Si el contrato tiene una duración superior a cinco años, solo deberá cumplir con el tiempo restante hasta completar dicho plazo. Además, el arrendatario tendrá derecho a una indemnización equivalente a un mes de renta por cada año de contrato que falte luego de cumplido el plazo establecido.

En caso de que tanto el contrato de alquiler como la propiedad no estén registrados, el nuevo dueño tendrá la opción de finalizar el contrato de alquiler una vez se haya cerrado la transacción. Si bien el inquilino podrá solicitar una indemnización por daños y perjuicios, deberá abandonar la vivienda en un plazo máximo de tres meses.

Descubre en exclusiva las últimas tendencias del mercado

Mundo Pisos es una reconocida agencia inmobiliaria que destaca en Palma de Mallorca. Mediante nuestra gran trayectoria en la transacción de bienes inmuebles, nos hemos convertido en un líder en el mercado inmobiliario de Mallorca. Formamos parte de Agora MLS, la red inmobiliaria más relevante del territorio español.

Contamos con una amplia experiencia en la compra y venta de propiedades en Palma de Mallorca. Nuestra trayectoria y conocimiento del mercado nos permite ofrecer un servicio de calidad y asegurar una transacción exitosa para nuestros clientes.

Al ser miembros de Agora MLS, tenemos acceso privilegiado a una amplia gama de propiedades en venta y alquiler en Palma de Mallorca. Esto nos permite ofrecer una variedad de opciones que se adaptan a las necesidades y presupuesto de nuestros clientes.

En Mundo Pisos, nuestro objetivo principal es satisfacer las necesidades de nuestros clientes mediante un servicio personalizado, basado en la seriedad y la eficiencia. Con nuestra pasión por el sector inmobiliario y nuestra dedicación a nuestros clientes, nos esforzamos cada día para ser la mejor opción en Palma de Mallorca.

Venta de piso habitado Qué hacer con un inquilino y su contrato

Primero, debe demostrar que necesita recuperar la vivienda para él mismo o para su familia en un plazo determinado.

Segundo, debe notificar al inquilino su intención de recuperar la vivienda con al menos 2 meses de antelación.

Y tercero, debe ofrecer al inquilino una indemnización por el trastorno y los gastos adicionales que pueda tener debido a dicha recuperación.

La estabilidad del inquilino se verá fortalecida al firmar un contrato de arrendamiento de tres años, aunque esto no impide al propietario vender la vivienda. Según la Ley de Arrendamientos Urbanos, el propietario está obligado a respetar el artículo 9, el cual establece la duración del contrato. Por lo tanto, el propietario no puede obligar al inquilino a salir de la vivienda antes de que el contrato finalice. Sin embargo, es importante tener en cuenta que el propietario puede recuperar la vivienda para venderla siempre y cuando cumpla con ciertas condiciones establecidas por la ley.

Es fundamental destacar que, si la vivienda está registrada en el Registro de la Propiedad y el inquilino posee un contrato válido, el propietario no podrá desalojar al inquilino unilateralmente. Sin embargo, sí puede hacerlo en determinadas circunstancias.

Para poder desalojar a un inquilino antes de que finalice el contrato por motivos de necesidad, el propietario debe cumplir con tres condiciones: demostrar que necesita la vivienda para sí mismo o para su familia en un plazo determinado, notificar su intención de recuperar la vivienda con al menos 2 meses de antelación y ofrecer al inquilino una indemnización por los trastornos y gastos adicionales que pueda ocasionar dicho desalojo. Esta es una medida establecida por la ley para proteger los derechos del inquilino y proporcionar cierta estabilidad a su situación de alquiler.

Artículos relacionados