Cocina los calçots como un experto: 5 formas y las mejores salsas.

¡Bienvenidos amantes de la gastronomía! Hoy les traigo un artículo muy especial para aquellos que disfrutan de los sabores más auténticos de la cocina catalana. Los calçots son un plato típico de esta región que se ha popularizado en toda España por su sabor único y su forma de cocinado. En este artículo les mostraré cinco formas de cocinar los calçots como un auténtico experto, y además les compartiré las mejores salsas que puedes utilizar para acompañarlos y potenciar su sabor. ¡Así que agarra tu delantal y prepárate para aprender a cocinar los calçots como todo un profesional!

5 formas de cocinar los calçots (y las mejores salsas para acompañarlos)

Los calçots son una variedad de cebolla muy popular en Cataluña

Los calçots son una variedad de cebolla típica de la región de Cataluña en España, donde se han convertido en una auténtica tradición culinaria. Cada año, entre noviembre y abril, los catalanes celebran la popular "calçotada", una fiesta gastronómica en la que se cocinan los calçots a la brasa y se sirven con una salsa especial llamada "salsa romesco".

Los calçots son una cebolla dulce y tierna, con forma alargada y un tamaño similar al de un puerro. Para cocinarlos, se queman en una parrilla o brasas hasta que la piel queda completamente negra y se quita, dejando la carne interna tierna y jugosa. Se comen con las manos, pelándolos y mojándolos en la salsa romesco.

Existen varias formas de cocinar los calçots, aunque las más populares son a la brasa o a la parrilla. También se pueden cocinar al horno o incluso en una sartén. En cualquier caso, es importante no cocinarlos demasiado tiempo, para que mantengan su textura tierna y jugosa.

Para acompañar los calçots, existen varias salsas tradicionales, aunque la más popular es la salsa romesco. Esta salsa se elabora con tomate, ajo, almendras, aceite de oliva y ñora, un tipo de pimiento seco típico de la cocina catalana. También se pueden servir con alioli, una salsa de ajo y aceite de oliva, o con una salsa de queso azul y nueces.

Si tienes la oportunidad de probarlos, no dudes en hacerlo, ¡seguro que no te arrepentirás!

Para cocinarlos como un experto, lo mejor es asarlos a la parrilla

Si eres un amante de los calçots, sabrás que cocinarlos puede ser un verdadero reto. Sin embargo, si quieres cocinarlos como un experto, la mejor manera es asarlos a la parrilla. Aquí te explicamos cómo hacerlo:

5 formas de cocinar los calçots (y las mejores salsas para acompañarlos)
  1. Enciende la parrilla y espera a que se caliente. Mientras tanto, limpia los calçots retirando las primeras capas de hojas y las raíces.
  2. Una vez que la parrilla esté caliente, coloca los calçots directamente sobre la parrilla. No es necesario agregar aceite ni sal, ya que los calçots tienen su propio sabor.
  3. Deja que se cocinen durante unos 15-20 minutos, dándoles la vuelta de vez en cuando. Sabrás que están listos cuando la capa exterior esté bien asada y la parte interior esté tierna.
  4. Retira los calçots de la parrilla y colócalos en una bandeja. Déjalos reposar durante unos minutos antes de servirlos.

Y si quieres llevar tu experiencia culinaria al siguiente nivel, no te olvides de las salsas para acompañar los calçots. Algunas de las mejores opciones son:

  • Salsa romesco: una salsa típica catalana hecha a base de tomate, ñoras, almendras y pan.
  • Salsa de ajo y aceite: una salsa simple pero deliciosa hecha a base de ajo, aceite de oliva y sal.
  • Salsa de cebolla caramelizada: una salsa dulce y sabrosa que complementa perfectamente el sabor de los calçots asados.

Con estos consejos y salsas, podrás cocinar los calçots como un verdadero experto y disfrutar de su delicioso sabor. ¡Buen provecho!

Una técnica popular es envolverlos en papel de periódico antes de asarlos

Los calçots son una variedad de cebolla típica de Cataluña que se caracteriza por su sabor dulce y su textura tierna. Una de las formas más comunes de cocinarlos es a la brasa, ya que les aporta un sabor ahumado y una textura crujiente muy agradable.

Una técnica popular para asar los calçots es envolverlos en papel de periódico antes de ponerlos en la brasa. Esto ayuda a que se cocinen de manera uniforme y conserven su jugosidad en el interior. Además, el papel de periódico les da un toque crujiente y ahumado muy característico.

5 formas de cocinar los calçots (y las mejores salsas para acompañarlos)

Para preparar los calçots envueltos en papel de periódico, primero debemos cortar la parte verde del tallo y dejar solo la parte blanca. Luego, los lavamos bien y los secamos con papel de cocina. A continuación, los envolvemos en papel de periódico humedecido y los ponemos sobre la brasa. Es importante ir girándolos cada cierto tiempo para que se cocinen de manera uniforme.

A la hora de servirlos, podemos acompañarlos con una buena salsa, como por ejemplo la salsa romesco, una mezcla de tomates, ñoras, almendras, avellanas, pan tostado, ajo y aceite de oliva. También podemos optar por una salsa de allioli, una mezcla de aceite de oliva, ajo y huevo que combina muy bien con el sabor dulce de los calçots.

Además, les aporta un sabor crujiente y ahumado muy característico que los hace aún más deliciosos.

Las salsas más populares para acompañar los calçots son la romesco y la salvitxada

Los calçots son una deliciosa variedad de cebolla tierna típica de la cocina catalana. Su temporada comienza a finales de invierno y se extiende hasta la primavera. Para disfrutarlos al máximo, es importante conocer las mejores formas de cocinarlos y las salsas que mejor los acompañan.

Entre las salsas más populares para acompañar los calçots, destacan la romesco y la salvitxada. La romesco es una salsa de frutos secos y tomate que se prepara con almendras, avellanas, pan, aceite de oliva, ajo y pimiento choricero. Es ideal para acompañar los calçots asados a la brasa, ya que su sabor intenso combina a la perfección con el sabor ahumado de los calçots.

Por otro lado, la salvitxada es una salsa a base de tomate, ajo, ñoras, aceite de oliva, avellanas, pan y vinagre. Es una salsa más suave que la romesco y es perfecta para acompañar los calçots cocidos al vapor o a la plancha. Su sabor fresco y ácido combina muy bien con la dulzura de los calçots.

5 formas de cocinar los calçots (y las mejores salsas para acompañarlos)

Además de estas dos salsas, también se pueden utilizar otras opciones como la salsa de calçots, una salsa que se prepara con los propios calçots cocidos y triturados junto con aceite de oliva, sal y pimienta. También se puede optar por salsas más ligeras como la salsa de yogur con hierbas o la salsa de queso fresco con cebollino.

La romesco y la salvitxada son las opciones más populares, pero también se pueden utilizar otras salsas ligeras y frescas para variar y sorprender a los comensales. ¡Buen provecho!

La salsa romesco se hace con almendras, tomates, ajos y ñoras, mientras que la salvitxada lleva avellanas, pan y ajo

Si eres un amante de los calçots, seguramente ya sabes que la salsa es un elemento clave para disfrutar de este plato típico catalán. Dos de las salsas más populares para acompañar los calçots son la salsa romesco y la salvitxada.

La salsa romesco es una mezcla de almendras, tomates, ajos y ñoras, que se trituran y se mezclan con aceite, vinagre y pan rallado. Se trata de una salsa con un sabor intenso y ligeramente picante, ideal para combinar con los calçots asados a la brasa.

Por otro lado, la salvitxada es una salsa más suave que lleva avellanas, pan y ajo. Se trata de una salsa típica de la comarca del Vallès Oriental y se utiliza para acompañar cualquier tipo de verdura. La preparación de esta salsa consiste en tostar las avellanas y el pan, y triturarlos junto con el ajo y aceite de oliva.

¿Cuál es tu favorita?

Artículos relacionados